Lunes 10 de Diciembre del 2018
 Bienvenido Invitado! (Entrar o Registrarse)
Junio 2015 - Montani Productions

Publicado el 17 Junio 2015 por todopunk
Nirvana
"Soaked In Bleach"

Cuando uno averigua, a través de otros medios especializados, que Courtney Love y sus asesores legales lograron cancelar el estreno en Hollywood de “Soaked In Bleack” -este nuevo documental sobre Kurt Cobain-, sin siquiera haberlo visto, se le vuelve a poner, de nuevo, la mosca detrás de la oreja. Especialmente cuando Courtney, supuestamente, ya ofreció su versión oficial sobre la historia en el anteriormente estrenado “Cobain: Montage Of Heck” –un documental que, recordemos, fue financiado por Frances B. Cobain, hija del cantante, y que se publicitó como el único oficial y consentido por la familia del músico-. ¿De dónde viene, entonces, su afán censor? ¿Qué hay de malo en que otros documentales indaguen más allá de la visión mediática y trágica que ha proliferado sobre Cobain? ¿Qué hay de la libertad de expresión y decisión? ¿Por qué amenazó a las salas de cine para disuadirles de proyectar “Soaked In Bleach”? Sólo ella puede saberlo. No es nuestra intención aquí entrar en un debate que lleva años reproduciéndose, ni tampoco profundizar en tecnicismos legales que desconocemos completamente. Ahora bien, esto nos acaba conduciendo a una reflexión: si una persona está convencida de que lo que se vierte sobre ella en una publicación cualquiera (sea documental, libro o artículo) es falso, son calumnias o acusaciones inciertas, ¿por qué no emprende acciones legales contundentes de una vez por todas aportando las pruebas que lo justifiquen? Es algo que siempre nos ha llamado la atención, y sin embargo, parece un tema recurrente que acaba repitiéndose cada cierto tiempo.

Pero vayamos a lo nuestro. ¿Qué es lo que tiene que ofrecernos “Soaked In Bleach” a estas alturas de la historia, especialmente después de haberse publicado un documental etiquetado como ‘oficial’ unos meses antes? Pues, en realidad, algo muy simple: todo aquello que “Montage Of Heck” no nos ofreció, eliminando, de paso, toda la mascarada que se construyó para la ocasión en un intento muy evidente de dibujar a Kurt como un drogadicto depresivo de tendencias suicidas. No vas a encontrar, pues, una selección de imágenes personales de Kurt y Courtney –algo que nos sigue sorprendiendo de “Montage Of Heck”… ¿por qué Brett Morgen tuvo acceso a ellas, y otras personas no?-, ni siquiera música original de Nirvana –ya sabemos cómo se las gasta Courtney con este tema-; así que lo mejor va a ser intentar ir por partes para explicar la forma y el fondo del documental sin destriparlo demasiado, para poder transmitir esa misma sensación de minuciosidad que nos ha dejado a nosotros. Porque al fin y al cabo, eso es que lo que “Soaked In Bleach” propone, un planteamiento 100% exhaustivo, que hace un repaso milimétrico del caso, aportando algo que, insistimos, Brett Morgen (director de “Montage Of Heck”) no se preocupó en investigar: el material sin censura que suponen las grabaciones originales de Tom Grant conversando con Courtney Love –recordemos que Grant es el investigador privado contratado por ésta para averiguar el paradero de Cobain cuando éste desapareció días antes de su muerte, y que continuó las investigaciones tras el fallecimiento del músico-. También se incluyen algunas conversaciones que mantuvo con Dylan Carlson –amigo de Cobain-, y aquellas que mantuvo con Rosemary Carroll –abogada y amiga de la pareja, y madrina de Frances B. Cobain, que colaboró de forma secreta con Grant tras la muerte de Cobain, pero que se retiró tan pronto supo que Courtney podía estar al tanto-.

Pero además, y yendo un poco más allá, Benjamin Statler –quien ha dirigido este documental- ha contado con la presencia y testimonio de otros amigos y personas del entorno, también relevantes, como el primer manager y el primer batería del grupo –quienes ofrecen una opinión sobre Kurt Cobain muy distinta a la que se nos ha entregado en otras publicaciones-. Pero sobre todo, y aquí viene el segundo plato fuerte, cuenta con las entrevistas y opiniones del Dr. Cyrill H. Wecht –médico forense y presidente de la American Academy Of Forensic Science-, Veron J. Geberth –exjefe de homicidios el departamento de policía de Nueva York-, Iain McIntyre –especialista en toxicología-, Norm Stamper –el que fuera jefe del departamento de policía de Seattle desde 1994 hasta 2000-, y muy especialmente John Fisk, uno de los paramédicos que estuvo en el lugar de los hechos desde los primeros instantes, y que pudo ver lo que realmente fue encontrado en aquél lugar, entre otros especialistas que aportan información de interés relacionada con otros aspectos de la investigación. Todos ellos ofrecen un análisis verdaderamente riguroso en base a los datos revelados hasta el momento -o en base a su nivel de relación con el caso-, centrándose en las evidencias, descripciones y pruebas que se han publicado y dado como oficiales.

De este modo, se logra poner en evidencia una serie de datos que han permanecido –y permanecen- vigentes hasta el día de hoy, y que tienen relación con los grandes hitos del caso –convertidos ya en tópicos-, como podrían ser los ejemplos de la dosis de heroína que se inyectó Cobain, la redacción de la nota de suicidio, la nota previa que habría escrito a su mujer, etcétera; para llegar a otros detalles mucho menos conocidos pero quizá más importantes, analizados, de nuevo, con una minuciosidad exhaustiva. Ahora bien, lo que de verdad supone una clara evidencia de que hay algo que está muy lejos de haber sido clarificado son, como decíamos, las grabaciones personales del investigador privado Tom Grant, especialmente aquellas conversaciones telefónicas en las que se puede escuchar, de primera mano, las contradicciones, la ocultación de información y las mentiras que la viuda de Cobain le ofrece en esos encuentros y charlas. Las conversaciones alcanzan extremos tales en los que Grant llega a poner en evidencia a Courtney, demostrándole que lo que ella le cuenta no es cierto, o es incoherente, dejándola sin saber qué decir o, en el mejor de los casos, respondiendo con supuestos que ella llevaría a cabo en caso de no producirse algo como esperaba, con la intención de ganarse el favor de la opinión pública, revelándose así el talante manipulador de Love –algo que podréis comprobar en el primer tercio del documental, por ejemplo-. Y como éste, hay unos cuantos ejemplos más, registrados de su viva voz en aquella misma época. Irrefutable. Courtney, desde luego, no puede decir que ella no dijo eso.

Así pues, con hechos como estos, entre otros que se van descubriendo a lo largo del visionado –y que van a dejarte con la boca abierta-, la sensación que se genera en el espectador es la de una historia que empieza a perder consistencia desde el minuto cero, como si se desmoronase por momentos, pero a la cual –paradójicamente- se le dio carpetazo desde los primeros instantes. Nadie, por ejemplo, se explica por qué los agentes que se personaron en el lugar donde se descubrió el cadáver de Kurt, tuvieron tanta prisa por calificar como suicidio aquel hecho sin esperar a los informes forenses y toxicológicos; siendo algo que, aparente y técnicamente, no les habría correspondido decidir a ellos.

Todo, absolutamente todo, está documentado, y no da lugar a la especulación. Es cierto que muchos pensarán que las partes recreadas restan credibilidad al documental, pero no hay nada más alejado de la realidad. Todas ellas tienen como base las anotaciones y, sobre todo, las grabaciones personales de Tom Grant. De forma que, cuando las estamos viendo, escuchamos fragmentos originales de las mismas, probando así su veracidad.

En cuanto al aspecto meramente visual, “Soaked In Bleach” ha sido tratado como un todo al que darle una coherencia estética, lo cual contribuye a dar solidez al aspecto narrativo, en el cual, Statler ha logrado ensamblar y ordenar todos los datos de modo que presenten una lógica acorde a los acontecimientos, respetando una línea temporal y un esquema explicativo que ayuda a comprender la globalidad de la información que se presenta, algo en lo que no estuvieron tan finos otros documentales que, pese a ofrecer información relevante, se perdían un poco en el desorden o en incidir en una opinión muy concreta. Aquí no ocurre eso. Aquí se exponen hechos y pruebas. Que cada uno concluya.

Pero todavía hay algo que nos parece más interesante. Se trata de la orientación global del film. Lejos de lo que pueda parecer, “Soaked In Bleach” no es un documental que incida en señalar a un culpable concreto, aunque sí da para sacar algunas conclusiones, o para abrir las puertas que lleven a investigar en otra dirección. De hecho, no se sugiere un culpable determinado en ningún momento. Lo que sí hace es plantear la duda (la serie de dudas, más bien), e incidir en todas aquellas incoherencias e imperfecciones que han caracterizado a este caso desde el mismo día 8 de abril de 1994. Lo que plantea “Soked In Bleach”, de un modo muy abierto, es la posibilidad de volver a analizar todos los datos, pruebas e informes, y llevar a cabo la desclasificación de la autopsia y las fotografías de Kurt Cobain para, finalmente, realizar la reapertura del caso, incidiendo en la idea de iniciar una nueva investigación por un equipo externo al departamento de policía de Seattle. Y argumentos a esta idea, como ya decíamos, no faltan: una opacidad absoluta, una serie de chapuzas importantes durante la investigación y la ausencia total de rigor en la misma, parecen motivos suficientes para cuestionar la versión oficial –especialmente incorporando las conversaciones con Courtney Love- y retomar una causa que, lejos de arrojar luz sobre el caso, acabó produciendo más claroscuros que otra cosa.

No queremos entrar en más detalles, porque ya hemos ofrecido bastantes pistas. Tampoco queremos que parezca que estamos polarizando la opinión. Como siempre, incidimos en el hecho de que cada uno, y en base a todos los datos publicados hasta el momento, saque sus propias conclusiones. Ahora bien, la diferencia en este caso -lo que es innegable-, es que éste documental ofrece una narración de los acontecimientos bien surtida de pruebas; algo que no puede dejarte indiferente. Son detalles, insistimos, bien documentados y tratados desde el rigor, la seriedad y el respeto –de hecho, en este sentido, puede que estemos hablando del documental mejor tratado hasta la fecha-; huyendo de la lágrima fácil y el morbo, algo en lo que “Montage Of Heck” se zambulló sin ningún tipo de miramientos, bajo una perspectiva que, en ese caso, nos hizo pensar en el interés que podía existir en redondear la versión oficial, más que en el hecho de ofrecer algo nuevo sobre la figura de Kurt –y de su muerte, ni hablemos-. “Soaked In Bleach”, sin embargo, se muestra más como un reportaje de investigación, como una exposición irrefutable de hechos documentados, con el punto de mira puesto en las ganas de dar con la verdad, fundamentada en pruebas, contemplado todo ello desde un punto de vista multidisciplinar, guiado por la seriedad y el rigor científico que da la experiencia en cada uno de los campos que tratan los distintos especialistas que aparecen, y con la única intención de mantener la esperanza de que, quizá algún día, alguien se atreva a dar el paso definitivo para reabrir un caso que, aunque sólo sea por ética profesional, merece ser revisado. Así, a tenor de lo expuesto e este documental, continuar negando las irregularidades que se muestran y haciendo oídos sordos sería, además de absurdo, un acto deshonesto.

Nota: 8.5
 usuarios: 9.0 (Valorar)

 (Visto: 1932 | Comentarios: 1 | Ver Perfil de Nirvana)
  • Compartir:
  • Facebook
  • Tuenti
  • Twitter
  • Myspace
  • email
 (Notificar respuesta) caracteres disponibles


DISCOS RELACIONADOS
Nirvana - In Utero
Nirvana
Nirvana - Nevermind
Nirvana
Nirvana - Bleach
Nirvana
Chris Cornell - Chris Cornell
Chris Cornell
Tancred - Nightstand
Tancred
Linkin Park - One More Light
Linkin Park
Dearly Beloved - Admission
Dearly Beloved
Mother Love Bone - On Earth As It Is: The Complete Works
Mother Love Bone
   
 
rockzonefat wreck chordsrude recordzHopeless recordseffervescence recordscap-Cap productionshfmn crewabsolutepunkpunknewsHassle Records
 
Copyright © 2003-2018 todopunk.com  Todos los Derechos reservados  Condiciones de Uso  Faq  Contacto


  5 Visitantes: 0 Usuarios () || 5 Invitados