Miercoles 12 de Diciembre del 2018
 Bienvenido Invitado! (Entrar o Registrarse)
Septiembre 2016 - Netflix

Publicado el 22 Diciembre 2016 por todopunk
Keith Richards
"Keith Richards: Under The Influence"

Que el documental más reciente sobre Keith Richards lleve como título “Under The Influence”, no deja de ser algo gracioso. Porque, si bien Richards reconoció hace décadas la influencia que el consumo de drogas tuvo en su vida y su trayectoria en los Rolling Stones –algo que, por cierto, parece haber dejado atrás totalmente desde hace tiempo-, lo que es evidente es que las influencias musicales que le inspiraron de joven, y que inspiraron los primeros años de los Rolling Stones, siguen ahí, más vivas que nunca. El blues forma parte del ADN de la banda y, de un modo más concreto, de Keith Richards.

Sin embargo, este documental, que por un lado es bastante entretenido, no deja de tener un lado ciertamente decepcionante. Sí, es cierto que nos muestra –o, mejor dicho, nos resume- el proceso de grabación de su último disco en solitario, “Crosseyed Heart”, y que, de algún modo, es un resumen de la autobiografía publicada en 2010, “Life”; pero por eso mismo, y salvo algunos momentos puntuales, no deja de ser algo que ya conocemos desde hace algún tiempo. O, dicho de otro modo: es complicado que un fan de Richards que se haya interesado mínimamente por su figura, vaya a obtener datos nuevos con respecto a la vida del músico o con respecto a sus referencias musicales. Es más, en alguna ocasión hemos tenido la oportunidad de escuchar alguna entrevista reciente en la que Keith ha sido bastante más prolífico a la hora de contar anécdotas o vivencias que, hasta el momento, apenas había mencionado en otros lugares.

No obstante, “Under The Influence” es un buen documental. Más allá de fanatismos o completismos de los seguidores más conocedores de su figura, supone una muy buena ventana para adentrarse en la figura de uno de los músicos más influyentes y carismáticos del siglo pasado, porque en él vas a poder comprender el porqué de muchas de las cosas que hicieron los Rolling Stones en su momento, o el porqué de su prolongado silencio discográfico, eso por no mencionar el porqué de la publicación de un nuevo disco en solitario por parte de Keith después de tanto tiempo. Y eso, al final, nos lleva al punto anterior: “Under The Influence” te deja con ganas de más. Uno tiene la sensación de que Morgan Neville, director del mismo, podría haber sacado mucha más sustancia del documental, que podía haber ahondado mucho más en el aspecto humano de Richards. Que podía haberse salido, en definitiva, de todo aquello que, de algún modo, ya es parte del conocimiento público. Y esa sensación se acrecienta, sobre todo, en momentos como en el que a Keith se le pregunta acerca de la imagen que, en general, la gente tiene de él. En ese momento, el músico suena de un modo muy diferente a como lo hace siempre, totalmente honesto, consciente de su figura como estrella del rock, y consciente de la separación que, al menos en su entorno más cercano, existe entre ella y la persona que hay detrás de la misma:

“Para el 99% de la gente, es la imagen de Keith Richards fumando un porro, con una botella de Jack Daniels en la mano, caminando por la calle, maldiciendo el hecho de que la tienda de bebidas esté cerrada… la imagen que de uno puedan tener es como una bola encadenada a tu tobillo: cuando el sol se pone, ella no desaparece.”

Y uno acaba pensando que si el director, por un instante, hubiese planteado algunos momentos más en esa dirección, el documental hubiese resultado muy diferente y, quizás, totalmente fascinante. Si el director hubiese querido entrar en aspectos más oscuros del artista, todo hubiese adquirido un cariz muy distinto. Porque no deja de impresionar la autoconsciencia que desprende una afirmación como esa, al tiempo que Richards da a entender que está por encima de todo eso; porque, al fin y al cabo, si la imagen que otros puedan tener de él, es algo que, por tradición o amarillismo, es imposible de cambiar, ¿para qué va a darle más importancia si él sabe quién es? Al final, Keith se ríe de ello, como se ríe de todo, restando importancia a la grandilocuencia que algunos periodistas o fans puedan dar a su carrera. Pero, sobre todo, se ríe de sí mismo.

Musicalmente, como decíamos, el documental refleja a la perfección el disco en el que trabajaba Richards durante su producción, y nos muestra todas las referencias que sirvieron al músico para dibujar los 15 temas que componen el álbum: desde el blues al reggae, pasando por la música country más tradicional. En este sentido, y de los escuetos vistazos que el director nos ofrece de las sesiones de grabación del álbum, también se desprende otra idea: lo bueno que hubiese sido poder disponer de un documental completo destinado a plasmar esas sesiones del modo más íntegro posible.

¿Lo mejor de todo? Que, de alguna forma, contribuye a poner las cosas en su sitio. A Keith Richards, si se quiere, se le podrán atribuir mil historias, se le podrá criticar lo que se quiera, pero si hay algo que ha llevado siempre por bandera ha sido la honestidad en cuanto a los orígenes de los Rolling Stones, y en cuanto a sus orígenes como músico. En este sentido, nunca ha atribuido a la banda, ni a sí mismo, el mérito real de lo que otros hicieron antes, y que ellos, poco después, se limitaron a reproducir. Richards siempre acaba desprendiendo la misma idea: ellos no hicieron nada nuevo, sino que se limitaron a beber de las fuentes, a escuchar a los artistas negros, a recoger su legado y volver a ponerlo de relevancia ante un público que, debido a la aparición de los artistas blancos tocando rock ‘n’ roll, había dejado de escuchar.

Sí, Keith Richards se ríe de casi todo. Pero nunca se ríe de las raíces que sustentan su forma de vida.

Nota: 7.0
 usuarios: XX (Valorar)

 (Visto: 458 | Comentarios: 0 | Ver Perfil de Keith Richards)
  • Compartir:
  • Facebook
  • Tuenti
  • Twitter
  • Myspace
  • email
     (Notificar respuesta) caracteres disponibles


DISCOS RELACIONADOS
The Rolling Stones - Ladies and Gentlemen: The Rolling Stones
The Rolling Ston..
Muddy Waters - Muddy Waters and The Rolling Stones. Checkerboard Lounge. Live Chicago 1981
Muddy Waters
The Rolling Stones - Blue and Lonesome
The Rolling Ston..
I Am The Avalanche - Wolverines
I Am The Avalanc..
   
 
rockzonefat wreck chordsrude recordzHopeless recordseffervescence recordscap-Cap productionshfmn crewabsolutepunkpunknewsHassle Records
 
Copyright © 2003-2018 todopunk.com  Todos los Derechos reservados  Condiciones de Uso  Faq  Contacto


  14 Visitantes: 0 Usuarios () || 14 Invitados