Miercoles 12 de Diciembre del 2018
 Bienvenido Invitado! (Entrar o Registrarse)
Febrero 2013 - Roswell

Publicado el 23 Febrero 2013 por todopunk
Varios Artistas
"Sound City"

Dave Grohl no es un director de cine, tampoco un documentalista, ni siquiera es actor… y sin embargo, como músico, posee una capacidad innata para narrar historias y comunicar ideas que trasciende el mundo de las canciones, un mundo en el que habita desde hace ya unas cuantas décadas. Es cierto que ha demostrado sobradamente esta capacidad en multitud de entrevistas y apariciones en medios, reflejándola en entrevistas que todos, en mayor o menor medida, hemos podido ver a través de diversos canales (y por ello no es necesario redundar en esto); pero en esta ocasión, Dave Grohl, probablemente uno de los mejores músicos que ha dado la música moderna en las últimas décadas, ha decidido ir un paso más allá. De este modo, el tipo que empezó siendo conocido por haber sido el batería de Nirvana, una de las bandas más importantes e influyentes de los últimos 30 años y que posteriormente fundaría Foo Fighters, se ha estrenado en la gran pantalla como director del documental que hoy os presentamos en esta misma reseña, “Sound City”, dando salida a lo que probablemente responde a una necesidad personal del artista: mirar hacia atrás y rendir tributo a un modo de ver y hacer las cosas, que hoy por hoy parece perdido en la memoria y que al a postre le ha proporcionado la identidad y estilo de vida del que goza actualmente.

¿Y qué es eso que ha movido a Dave Grohl a dirigir un documental de la envergadura de “Sound City”? Pues muy sencillo: algo de lo que ya lleva hablando hace un par de años y de lo que ya dejó caer algunas pinceladas en “Back and Forth”, el documental que publicaron Foo Fighters hace poco más de un año para hacer una especie de ejercicio de memoria sobre los orígenes de la banda y explicar, de paso, cómo fue el proceso de grabación de “Wasting Light”, su último trabajo discográfico: el elemento humano de la música. En “Sound City”, Dave Grohl reflexiona y expande la idea sobre cómo mantener ese elemento en las grabaciones musicales en una época en la que lo digital, lo manipulado y lo segmentario se ha impuesto casi como un canon o un estándar que funciona y se impone por encima de todo aquello que se hacía hace no tanto tiempo atrás.

Es muy probable que ahora mismo, y si no has visto el documental, estés pensando en que lo único que hace Dave Grohl en “Sound City” es entrar en el eterno debate de “lo digital vs. lo analógico”. Pues bien, siento decirte que no hay nada más lejos de la realidad. Grohl plantea la cuestión desde un punto de vista más sensato, más humano, con un altísimo grado de sentido común que trasciende los meros argumentos técnicos, apelando al “feel” y a la química que sólo se produce cuando dos o más personas interactúan en tiempo real, generando sensaciones y emociones difícilmente reproducibles si segmentamos desde un principio el proceso creativo. Para ello emplea como marco y excusa los estudios de grabación Sound City, donde desde los años 60, multitud de artistas han registrado allí algunos de sus mejores discos y algunos de las mejores grabaciones de la historia del rock, pese a tratarse de un estudio viejo, pequeño, anticuado y sin comodidades (véanse los casos de Neil Young, Elton John, Fleetwood Mac, Grateful Dead, Cheap Trick, Tom Petty, Santana, Nirvana, Metallica, Johnny Cash, Rage Against The Machine, Rancid, Bad Religion, Weezer, Kyus, Queens Of The Stone Age o los propios Foo Fighters, entre muchos otros). Entonces sin tan pequeño y sencillo era, ¿por qué los grupos decidían ir a grabar en aquellas instalaciones? Muy simple: por la posibilidad de realizar grabaciones de bandas al completo tocando en la misma sala y, sobre todo, por el sonido que se lograba gracias al corazón de dichos estudios, la consola de grabación analógica Neve 8028, diseñada por Ruper Neve, un instrumento de trabajo sin igual que marcó un antes y un después en lo que a grabación y tratamiento de audio se refiere (que además, ha sido adquirida por Grohl tras el cierre de los estudios en el año 2011).

Así, lo que Grohl plantea a través de diversos testimonios expuestos en el documental, y teniendo en cuenta el marco elegido, es la disyuntiva entre si la tecnología se está tomando más como un fin en sí mismo, o como un medio o instrumento para alcanzar otros objetivos. O dicho de otro modo, se plantea la cuestión de si el empleo generalizado y universalizado de los medios digitales está yendo en detrimento de la calidad musical y, sobre todo, de la pérdida de la naturalidad de la ‘performance’ de los músicos en el estudio, dando al traste con el espíritu original de las grabaciones musicales, las cuales pretendían ser un reflejo fiel de lo que un artista concreto hacía en sus actuaciones en directo, fruto de la interacción humana, ofreciendo un testimonio real y duradero de aquello; dejando caer que, quizá, ha pasado a ser lo opuesto: algo que de forma puntual se realiza en una sala especialmente acondicionada pero que en muchos casos es prácticamente imposible reproducir con la misma fidelidad en directo. Así, la conclusión es que (salvando las excepciones) quizá sí predomine la tendencia a tomar la tecnología y el mundo digital como un fin que ayuda a trampear el sonido, eliminando de cuajo el elemento humano presente en las grabaciones más antiguas, arrancando cualquier atisbo de naturalidad y “feel” en las canciones.

En esencia, y en resumen, podríamos decir que “Sound City” rinde tributo a un mundo y a un modo de hacer las cosas que, pese a la pelea y constancia diaria de muchas personas, parece algo condenado a la desaparición. ¿La excusa para ello? Sí, la Neve 8028 y los ya desaparecidos estudios Sound City, pero el fondo va más allá de todo eso. La verdadera intención de Grohl y aquellos que han participado en la creación de este documental es reivindicar el lado humano de la música, la esencia de las canciones. Un intento por volver a recuperar el espíritu original que en un principio hizo a las canciones ‘seres’ reales canalizadores de sensaciones y emociones. Un intento por rendir homenaje a una de las cosas que hacen de esta vida algo menos gris: la música en estado puro.

Nota: 9.0
 usuarios: 8.0 (Valorar)

 (Visto: 1431 | Comentarios: 13 | Ver Perfil de Varios Artistas)
  • Compartir:
  • Facebook
  • Tuenti
  • Twitter
  • Myspace
  • email
 (Notificar respuesta) caracteres disponibles


DISCOS RELACIONADOS
Varios Artistas - Man Overboard - Senses Fail (Split)
Varios Artistas
Varios Artistas - The Songs Of Tony Sly: A Tribute
Varios Artistas
Varios Artistas - Sound City: Real To Reel
Varios Artistas
Varios Artistas - Take action vol. 9
Varios Artistas
Varios Artistas - Take Action! Vol. 7
Varios Artistas
Varios Artistas - Pop Punks Not Dead
Varios Artistas
Varios Artistas - The Eastpak Antidote Tour Compilation 2005
Varios Artistas
Varios Artistas - Halloween Hootenanny
Varios Artistas
DVDS MISMA DISCOGRÁFICA
Foo Fighters - Sonic Highways
Foo Fighters
Foo Fighters - Skin and Bones
Foo Fighters
   
 
rockzonefat wreck chordsrude recordzHopeless recordseffervescence recordscap-Cap productionshfmn crewabsolutepunkpunknewsHassle Records
 
Copyright © 2003-2018 todopunk.com  Todos los Derechos reservados  Condiciones de Uso  Faq  Contacto


  13 Visitantes: 0 Usuarios () || 13 Invitados