Miercoles 12 de Diciembre del 2018
 Bienvenido Invitado! (Entrar o Registrarse)
Diciembre 2013 - XLrator Media

Publicado el 07 Enero 2014 por todopunk
Varios Artistas
"CBGB"

Cuando nos enteramos de que se iba a producir una película sobre el mítico local neoyorquino CBGB, nuestros corazones se llenaron de esperanza ante la ilusión de que alguien, un director visionario, tuviera la certeza de realizar el homenaje definitivo a uno de los locales de rock que más ha contribuido a que la escena punkrocker sea hoy como la conocemos actualmente, y que, sobre todo, esté integrada por las bandas que hoy consideramos imprescindibles y clásicas en el género. Eso por no hablar del hecho de haber servido de cuna de grupos y artistas tan míticos como The Police, Blondie, Iggy Pop o The Ramones, entre otros, y al que acudían artistas de la talla de Lou Reed. No obstante, y por desgracia todo acaba apuntando a que no ha sido el caso. “CBGB” no ha hecho justicia al mito.

Que ya de por sí se haga una película en lugar de optar por realizar un documental bien organizado y documentado (valga la redundancia), es algo que de entrada puede poner la mosca detrás de la oreja. No significa que el plasmar la historia de un músico o de un local en forma de historia cinematográfica sea mala idea. No. Es más, en ocasiones es una excelente idea, como es el caso de algunos de los biopics más celebrados de la historia, léase, sin ir más lejos y por poner un ejemplo, “Walk The Line”, sobre Johnny Cash. O “24 Hour Party People”, película que nos narra la historia de Factory Records, Joy Division, Happy Mondays y Tony Wilson. Casos en los que la película en cuestión acaba dando muy buenos resultados, aunque bien es cierto que el estar sujeto a actuaciones de actores que reinterpretan la personalidad de determinadas personas es un riesgo, ya que es un elemento que puede distorsionar, de entrada, la imagen arrojada sobre lo que se pretende narrar. Es por esto que, en nuestra opinión, y siendo que el local cerró relativamente hace poco tiempo, y que muchos de los protagonistas de su historia aún siguen muy vivos, hubiera sido la mar de interesante e inteligente realizar, como decíamos, un documental bien nutrido de imágenes de la época y entrevistas a la gente relacionada con él. ¿Qué necesidad había de reinterpretar lo que allí se coció durante más de 30 años, si puedes tener ante la cámara a aquellos que lo hicieron posible?

Así mismo, el reparto de actores se antoja bastante curioso, desde Rupert Grint (más conocido por interpretar el papel de Ron Weasley en la saga Harry Potter) como Cheetah Chrome de los Dead Boys y Rocket From The Crypt; pasando por Alan Rickman (conocido por interpretar a Severus Snape en la saga Harry Potter), como Hilly Kristal, encarnando al propietario del local; Ashley Greene (conocida recientemente por su papel como Alice Cullen en la saga Crepúsculo) como Lisa Kristal; Justin Bartha (que ha aparecido en películas como The Ring) en el papel de Stiv Bators; Johnny Galecky (conocido por su interpretación de Leonard Hofstader en la serie de televisión Big Bang Theory) en el papel de Terry Orkm, mánager de Television; hasta llegar a Taylor Hawkins, batería de los Foo Fighters, interpretando muy fugazmente a Iggy Pop, por poner algunos ejemplos. En cualquier caso, no es un reparto a desmerecer, pero tampoco es un elenco como para tirar cohetes.

De todos modos, no creo que el problema de esta película esté en el reparto, sino en el guión. En el modo en el que se ha querido contar una historia que conoce demasiada gente, centrándose en algo que, si bien no es menos importante, no es lo que de verdad importa. Así, Randall Miller, director y co-guionista, demuestra en su visión la escasa documentación llevada a cabo y el escaso conocimiento de la escena que se desarrolló en aquél mítico lugar, porque el resultado acaba siendo demasiado superficial, vacío de contenido, centrado en lo llamativo de la estética resultante y parco a la hora de profundizar en los detalles que realmente importan. Vamos, que al hombre, los árboles no le dejaron bien ver el bosque, y eso es algo que repercute en un resultado que casi se antoja amateur, dando la impresión de que se podría haber hecho un esfuerzo mucho mayor en lugar de centrarse exclusivamente en hacer desfilar clones de artistas míticos. Y esto, al final, se traduce en que no se hace justicia a uno de los locales más importantes de la música rock en general. Más bien al contrario. Si cuando pretendes contar la historia de un local y de cómo contribuyó a crear un caldo de cultivo musical que perduró más de 30 años, acabas contando cuán desdichado y desastrado pudo llegar a ser el señor Kristal, la cosa se acaba torciendo. Porque al final, el espectador, al acabar la película, se queda con la misma pregunta: ¿cómo es posible que sucediese algo así?, aunque eso sí, con la imagen bien clara de que Hilly Kristal era un tipo en bancarrota y un desastre andante, cuando decidió emprender un nuevo negocio. Y esto acaba materializándose en cosas como que no se acaba de ver lo que debió ser una interesantísima e intensa metamorfosis: la de un local que pasó de ser un antro de mala muerte donde la (poca) gente que acudía lo hacía para echar un trago, a un… antro que acabó siendo el centro neurálgico de una escena musical en ebullición y su conexión con Punk Magazine.

Así, y retomando la pregunta que planteábamos unas líneas más arriba (si había necesidad de hacer una película en lugar de un documental), he aquí la respuesta, que se manifiesta con el fracaso de esta película: no. Sí, los actores han sido caracterizados para que, al menos, nos recuerden a los personajes reales que dicen encarnar, incluso los gestos han sido bastante pulidos a tal efecto, pero acaban pareciéndose más a simples y vacías marionetas que no al personaje al que encarnan. Un desfile de clones sin más objetivo que el de que la gente vaya exclamando aquello de “¡¡hala, mira, si ese hacía de Snape en Harry Potter, y ese otro de Ron!! ¡Toma, y ese es el batería de Foo Fighters!”. En fin, nada hubiese sido mejor que contar con los protagonistas reales, que son muchos y en su mayoría siguen vivos, para que nos contasen de primera mano lo que se vivió allí.

Al final te da la impresión de haber estado viendo una especie de tragicomedia que caricaturiza uno de los momentos más interesantes de la música underground en lugar de rendirle el debido homenaje, y lo peor: como si la estuvieses viendo tras la mirada de Mario Vaquerizo puesto hasta las trancas de cerveza y haciendo gala de su… “peculiar” punto de vista acerca del rock y del punk. Es decir, lo que al final se desprende de la película es una visión plastificada y artificial de un momento en la historia que fue clave para entender la realidad musical de los años 80 y 90.

¿Lo mejor? La banda sonora, sin duda.

Nota: 6.0
 usuarios: XX (Valorar)

 (Visto: 1291 | Comentarios: 0 | Ver Perfil de Varios Artistas)
  • Compartir:
  • Facebook
  • Tuenti
  • Twitter
  • Myspace
  • email
     (Notificar respuesta) caracteres disponibles


DISCOS RELACIONADOS
Varios Artistas - Man Overboard - Senses Fail (Split)
Varios Artistas
Varios Artistas - The Songs Of Tony Sly: A Tribute
Varios Artistas
Varios Artistas - Sound City: Real To Reel
Varios Artistas
Varios Artistas - Take action vol. 9
Varios Artistas
Varios Artistas - Take Action! Vol. 7
Varios Artistas
Varios Artistas - Pop Punks Not Dead
Varios Artistas
Varios Artistas - The Eastpak Antidote Tour Compilation 2005
Varios Artistas
Varios Artistas - Halloween Hootenanny
Varios Artistas
   
 
rockzonefat wreck chordsrude recordzHopeless recordseffervescence recordscap-Cap productionshfmn crewabsolutepunkpunknewsHassle Records
 
Copyright © 2003-2018 todopunk.com  Todos los Derechos reservados  Condiciones de Uso  Faq  Contacto


  13 Visitantes: 0 Usuarios () || 13 Invitados