Miercoles 20 de Marzo del 2019
 Bienvenido Invitado! (Entrar o Registrarse)
16 Octubre 2016 - 21:04
Don Broco
Crónica de su concierto en Barcelona

El pasado viernes 6 de octubre Don Broco traían al país, por cortesía de Cap Cap Produccions, la gira de su último disco, Automatic (Sony, 2015). Acompañados por los franceses Merge y sus compatriotas The One Hundred, ubicaron en la sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat, Barcelona) la apertura del fin de semana con una oferta musical variada y divertida, todo, claro está, dentro del rock alternativo.

Entendemos que el cartel no diga mucho a priori a mucha gente. Conocemos a Don Broco, llevan poquito en esto y dos álbumes no dan (todavía) para un set espectacular en lo que viene siendo la cantidad o el boca a boca. No obstante, les seguimos desde el debut de hace casi un lustro, y conocemos, nos atrae, el rollo hortera, medio retro/medio “año 2001”, musicalmente hablando, de esta colla; y más sus conciertos, que hacen danzar los problemas. Su propuesta es tan sencilla como mezclar funk, pop rock y una pizquita de nu-metal, agitándolo todo con un toque discotequero o, dicho de otro modo, para ubicaros con una referencia más familiar, los últimos Fallout Boy. Con ese panorama, estamos encantados de ir a verles y transmitir lo que nos parece, ¿por qué no? Así, nos dirigimos hacia la chulería y coqueteo del pop de luces de neón: Don Broco es un grupo de rock para bailar a golpe de cadera. Y tenemos nuestro currículum, llevamos unos cuantos conciertos a nuestras espaldas, y sabemos que así, hay pocos. Es Saturday Night Fever, pero con guitarras.



Los teloneros, para empezar, aportaron, a su manera, otras facetas cañeras a los pocos asistentes. Entre IVA(s) y venidas, las entradas están, honestamente, altas en un país que sufre mucho en su bolsillo. Por un lado, a los franceses Merge se les agradece los arpegios y punteados, capaces de detallar el contexto más que lo que lo hacen artistas similares, a través de las guitarras de su rock alternativo y juvenil. A cuántos chavales (sobre todo británicos) habrá llevado este estilo -a caballo entre el pop punk y el emo- del local de ensayo al estudio. O a cuántos les habrá sacado de pobres, dicho sea de paso. The One Hundred, cuidado, sí fueron eléctricos, y sorprendieron con rap-metal rabioso. La melancolía es, posiblemente, uno de los principales estímulos creativos, no solo de la música hoy en día -algo, glups, que da para un debate que da miedo-, y esta banda fue como echar un vistazo a los principios de los años 2000. Ya puestos, ante tanto viaje en el tiempo, no haremos ascos a rememorar a los Alient Ant Farm, grupo que más nos vino a la cabeza escuchándoles. Mereció la pena quedarse dentro y disfrutar su set, cabreado, que soltó todo sin filtros en lo vocal, y concentrado en convertir la tensión en música que te invita a dar saltos sin parar. Les seguiremos de cerca, sin duda.



Así, hizo acto de presencia el plato fuerte de la noche. Don Broco, que son unos tíos simpáticos y conocedores de la importancia de mimar su producto, llevaban toda la tarde visitando la tienda de merchandising charlando con quien quisiera. Les toca. Entre los Be Gees y los Red Hot Chili Peppers pasando por Incubus, su -al fin y al cabo- producto es sencillo pero dependiente de la puesta en escena y, sobre todo, de la química. Desde la vestimenta mesuradamente excéntrica, hasta la forma física, parecen estar al servicio de su banda. Y la banda está al servicio del público. Para los más duros y con menos cintura, el nudo del set les disponía el material más peleón y de chocar hombro, todo ello extraído del debut “Priorities”. El vocalista Robert tiene el chip preparado para cada giro y es imperceptible el cambio, por ejemplo, de un breakdown casi-punk a una estrofa rítmica cercana al trip-hop. Puedes presentarte en cualquier momento del set en el concierto y percibir con la misma nitidez y limpieza de su voz, que el registro de ese momento es de sus favoritos. Cualquiera cantaría con él. Esos temas de los inicios, no obstante, si denotaron que son el plato fuerte para el guitarrista Simon Delaney. Cuando toca sacar riffs violentos y hacer que el público se pegue a la espalda del de delante, se crece y llega a hincar rodilla. Para lo que fue la introducción y el desenlace del concierto, basados en temas de “Automatic”, el grupo pasó algo más desapercibido.



Aunque, quisiera o no, o cante o ni eso, el que lleva la voz cantante es el bajista Tom Doyle. Cuesta decidirse entre si felicitar al bajista de Don Broco, o reconocer y afirmar tajantemente que una banda así necesita un cuatro cuerdas como este. Sea como sea, es muy placentero seguir su ejecución, sin púa, y acompañar, al mismo tiempo, cada nota que dibuja, y el ritmo que traza, mediante un paso de baile que otra banda no te despertaría. El tío inspira. El buen rollo funky que desprende, un apalanque lleno de energía, valga la paradoja, perdura aún cuando te cabreas porque ha acabado. Así, los temas de “Automatic”, nada del otro mundo en cuanto a técnica o ruptura de fronteras artísticas, te hacen sentir, vaya, a gusto. Aunque se les echó en falta las coreografías que hemos visto con nuestros propios ojos en otras ocasiones, que cada uno vaya un poco a su bola dio la sensación de que cada miembro de Don Broco estaba moviendo el esqueleto en Salamandra con el resto del público.



Poco más que explicar, es lo que tiene una costumbre tan ancestral y ligada al ser humano como bailar. Para cerrar estamos obligados -nos fastidia porque hemos disfrutado como niños- a decir que 45 minutos de set es paupérrimo. Lo pasamos pipa, y tuvimos que calcular la duración con nuestros relojes. No nos lo creíamos. Los muy sobrados habrían hecho que pasara rápido cualquier número de horas, pero no llegar a la hora merece un tirón de orejas. Eso sí, se les perdona y esperamos que vayan a más en futuras ocasiones. No les ha ido mal en ventas de discos, así que suponemos que Don Broco durarán lo suyo. Sigue valiendo la pena seguirles la agenda y les esperamos con más material y la sala a reventar para decirles: ¿Bailas?

Fotografías realizadas por Juán León. Puedes ver la galería completa aquí.

 (Vista: 841 | Comentarios: 0 | Ver Perfil de Don Broco)
  • Compartir:
  • Facebook
  • Tuenti
  • Twitter
  • Myspace
  • email
     (Notificar respuesta) caracteres disponibles

   
 
rockzonefat wreck chordsrude recordzHopeless recordseffervescence recordscap-Cap productionshfmn crewabsolutepunkpunknewsHassle Records
 
Copyright © 2003-2019 todopunk.com  Todos los Derechos reservados  Condiciones de Uso  Faq  Contacto


  13 Visitantes: 0 Usuarios () || 13 Invitados