Domingo 27 de Septiembre del 2020
 Bienvenido Invitado! ( o Regístrate)

Entrevista a Berri Txarrak

17 de Diciembre del 2014

Berri Txarrak están de celebración. Por un lado, por su vigésimo aniversario como grupo en activo –con todo lo que ello significa-; y por otro, por la publicación de un triple EP descomunal: “Denbora Da Poligrafo Bakarra”. Un nuevo trabajo discográfico con el que la banda, en lugar de recrearse en el revisionismo al que tanto se presta un aniversario como este, ha decidido expandir, más si cabe, su propuesta musical. Tomando un riesgo que, si bien ya podía intuirse en sus anteriores discos, hoy se hace más evidente que nunca. Demuestran, así, que el grupo no tiene intención de acomodarse sobre nada. Y que las poltronas musicales no están hechas para ellos.

Así pues, y con motivo de la presentación en sociedad de “Denbora Da Poligrafo Bakarra”, hemos tenido ocasión de charlar tranquilamente con Gorka, guitarra y voz del trío; con quien hemos podido compartir impresiones acerca de Berri Txarrak, el cuidado de su legado, el riesgo en la música y algunos temas más. Puedes escuchar el audio a través de nuestro canal en YouTube, o leer la entrevista a continuación.

01.-Hola Gorka, estamos encantados de conocerte y saludarte.
Igualmente.
02.-Dicen que nadie, o muy poca gente, es capaz de ser profeta en su tierra. Y no sé si esto es aplicable a Berri Txarrak, porque aunque es evidente que allá donde vais, arrastráis una cantidad de público considerable, a lo mejor no acabáis de tener la presencia que a otros nos gustaría que tuvieseis. ¿Cuál es tu opinión al respecto?
Jajaja, la primera en la frente… bueno, profeta en su tierra… no sé, yo creo que ha costado… digamos que a base de conciertos, de discos y mucho trabajo y constancia… nosotros sí nos sentimos valorados a día de hoy. Puede ser más o menos… bueno, podríamos llegar a más gente, y esa es la filosofía, el ir creciendo. Pero vamos y, por lo menos con este disco y con el tema del 20 aniversario y tal, sí que siento una especie de reconocimiento a toda una carrera. Y creo que a ese nivel no nos podemos quejar.
03.-Sí, creo que nos hemos explicado bastante mal; porque queríamos decir precisamente eso, que sí lo habéis sido, jajaja; y poner como ejemplo uno de los conciertos más importantes que habéis dado, concretamente el que tuvo lugar el 20 de abril de 2013 en el Auditorio Kursal de Donosti que… si no recordamos mal, fue un sold-out como la copa de un pino, ¿no?
(Risas), sí, sí, sí. Hombre, fue un concierto especial, ¿no? Nunca habíamos tocado en un teatro ante gente sentada, y de repente nos plantamos ante 2000 personas sentadas en un escenario increíble. Bueno, fue un concierto inolvidable, la verdad.
04.-Y en casa, además…
Sí, en Donosti… no sé qué pasa en Donosti. Ahora también arrancamos la gira ahí y bueno, son cuatro conciertos seguidos con sold-out, que se vendieron antes de que saliera el disco y en pocas horas… o sea que, algo ocurre con Donosti.
05.-Y con Berri Txarrak.
Sí, es nuestra ciudad fetiche, parece.
06.-Bueno, hablando del nuevo disco, “Denbora Da Poligrafo Bakarra”, creemos que el título no podíais haberlo elegido mejor, porque tenemos la impresión de que ha sido elegido un poco a conciencia. Una especie de mensaje hacia el exterior, hacia esas orejas que aún están un poco tapadas y hacia esos que os decían “¿a dónde vais?”, ¿no?
(Risas) Bueno, puede haber algo de eso. En realidad es un guiño a la constancia. Hoy en día se vende la competencia, el juicio al músico. Tú adelante, tú atrás… Todos estos formatos de televisión de “le doy al botón, o no le doy”, todas estas chorradas que poco tienen que ver con la música, cuando la música es otra cosa -para mí por lo menos-. Una carrera musical se basa en el día a día, en cada ensayo, en cada concierto, en cada disco que hagas, en cada canción que defiendas; ese tipo de constancia es lo que hace que, bueno, que al final la gente se acerque a ti y consigas cierto reconocimiento, ¿no? No sé… sobre todo ir disfrutando en ese proceso, no tener una meta concreta, sino ir haciendo y disfrutar paso a paso del viaje.

Mucha gente me da la sensación, y me da pena, de que se fija mucho en el objetivo o en el coche que les lleva, y no disfrutan del paisaje o de lo que está ocurriendo en el momento, cuando eso es lo importante.

Y el título… por una parte sí es como decir que el tiempo, al final, si lo intentas… pues a veces ocurren este tipo de pequeños milagros. Pero bueno, también tiene otros conceptos. El tiempo es un concepto que abarca muchos matices e interpretaciones. También va unido al hecho de editar tres discos. Hoy en día es un suicidio comercial, pero al mismo tiempo es un mensaje. Es decir “oye, ya sé que ahora estás oyendo todo por YouTube o Spotify y que cada tres canciones te salta un anuncio de Opel, pero quiero que te escuches este disco entero, y necesito una hora y vente entera de tu vida para que te lo escuches una vez; y si quieres sacarle todo el jugo vas a tenerlo que escuchar más de una vez”. Entonces… bueno, es una reivindicación de otro tiempo para la música.
07.-Sí, y al mismo tiempo es lo que comentas tú, reincidir en la idea de disfrutar del proceso; y enlazando con lo que has comentado sobre respetar las canciones de uno mismo, creemos que el respeto que mostráis por vuestro legado -y la forma en que lo cuidáis en vuestros conciertos-, es algo a tener muy en cuenta, porque ya sabemos que muchos otros grupos –y no es por comparar, porque las comparaciones siempre dan asco-, olvidan el legado, centrándose única y exclusivamente en lo último que hacen, sobre todo cuando hay cambios de estilo. Pero en vuestro caso no, sino que mantenéis setlists en los conciertos que repasan canciones que tienen 20 años…
Sí, hombre, es importante no olvidar eso también. Nosotros somos un grupo que también defiende mucho lo último que hace. En ese sentido no creo que hagamos muchas concesiones al público, pero sí que es verdad que… todas esas canciones de hace 20 años te han traído hasta aquí. Hay gente que igual ahora te descubre con “Lemak, Aingurak” y no sabe todo lo que hay ahí detrás. Entonces, para mí es importante también que, al final, las canciones se peguen a las experiencias de cada uno. Lo hemos visto en esta gira… En verano hemos estado tocando y recuperando canciones que no tocábamos hace tiempo, y te das cuenta el valor generacional que tienen, ¿no? Hay gente que asocia esas canciones a momentos temporales personales… y eso es lo que hace que las canciones, al final, sean parte de la vida de las personas. Y cuando te viene un fan y te comenta eso dices… joder. Pasa con los libros. Un libro, cuando tú te lo lees, no es sólo ese libro, sino que lo asocias a cómo estabas cuando lo estabas leyendo, o comparas lo que ocurre en ese libro con lo que ocurre en tu vida sin querer, ¿no? No sé, ese tipo de correlación es lo más bonito también de la música.
08.-Y eso, además, contribuye a alimentar lo que es el grupo en sí, ¿no? Porque, de alguna forma, es como cuando decían que los Beatles eran más que los propios Beatles, es decir, más que los miembros que componían al grupo, o los Ramones… Pues con Berri Txarrak, a nosotros nos ocurre algo similar. Nos despertáis la sensación de que Berri es algo más que la gente que lo compone, porque… de hecho, la formación ha cambiado bastante a lo largo de los años, pero aparte de publicar nuevo material -del que ahora seguiremos hablando-, continuáis dando salida a las canciones que os han llevado al punto en el que estáis. Y nos parece que eso, en el momento en el que estamos hoy en día, es de admirar.
No sé, yo creo que más que una banda, y a parte de las canciones, quiero creer que la gente asocia Berri a una forma de hacer las cosas. Esa es la sensación que tengo a veces. Somos un grupo que –e igual esto es una obviedad, pero…- le da prioridad a la música. A veces se nos olvida, ¿no? No sé… un tatuaje, por ejemplo. Un tatuaje es tinta, eso no es rock. El rock es montarte en una furgoneta y tocar. O la imagen, por ejemplo, que también es importante… hay un montón de factores que hacen a un grupo más interesante, o más atractivo, pero todo eso no tiene sentido si en el fondo no hay canciones y un trabajo de querer dar un mensaje y todo eso… Que a veces, por obvio, se nos olvida. Pero lo fundamental son las canciones. Nuestra unidad de medida es esa, es la canción o el disco. Y es algo de lo que no hay que olvidarse.

Lo que sí veo es eso, que la gente sí aprecia eso. Que somos un grupo muy musical que le da prioridad a lo que transmiten las canciones, y todo lo demás es periférico. No deja de ser importante, pero es envoltorio, accesorio. Es la sensación que me da.
09.-Sí… y retomando el tema del nuevo disco, que ya sabemos que está compuesto por 3 EPs, con 20 canciones repartidas entre los tres… a nosotros se nos ocurre que, cuando estabais en pleno proceso de composición, la idea de que iban a ser 20 canciones por los 20 años de aniversario ya era una idea que veníais manejando, pero la forma que al final le habéis dado, ¿cómo la habéis ido manejando?
Bueno, el orden fue así. Decidir que iban a ser 20 canciones es un juego de números sin más; pero bueno, era una tarea que imponía bastante respeto, aunque luego ha resultado más fácil de lo que pensábamos. Y luego vino el dilema de cómo repartir esos 20 temas, ¿no? Obviamente en un disco sólo no te cabe… un disco doble podría haber sido, pero… no sé, nos llegó la idea de diseccionar un poco los ingredientes que forman el sonido Berri Txarrak, que no sé cómo definirlo, pero que es fácil de identificar. Entonces, bueno, el primer disco es más intenso y enrevesado; en el segundo nos ponemos… no sé si más melódico, porque todos son melódicos, aunque es verdad que hemos bajado la distorsión; y el tercero… también creo que están correlacionados en el sentido de que cada EP es una respuesta al anterior, ¿no?... el tercero, al final es como decir “nos hemos enrevesado en el primero, hemos metido esas atmósferas oscuras; el segundo lo hemos vestido de una forma diferente a lo que estamos acostumbrados, poniéndonos la americana y quitándonos la chupa de cuero…”, era como decir “vale, somos capaces de hacer canciones de 2 minutos y decirlo todo en 120 segundos y hacerte sentir algo”. Esa era la idea.
10.-Y a la hora de componerlas, ¿ya ibais pensando si iban a ir en un EP u otro?
Sí, sí lo sabíamos. De hecho, no hemos compuesto 20 temas y luego los hemos repartido, sino que ya atamos la sesión con Ross, sabiendo que iba a grabarlo él, y que iba a ser el disco más duro de los tres. Volvimos al local en abril, y empezamos a componer el segundo, que lo grabamos en agosto, sabiendo que lo iba a producir Ricky Falkner, y sabiendo que iba a ser el disco donde íbamos a abrir un poco nuestra sonoridad y dejar los prejuicios a un lado, para hacer música que se alejase un poco de lo que crees que es Berri -aunque yo creo que ese esqueleto ha estado ahí siempre-.
11.-Sí, desde luego. De hecho, en lo personal es lo que íbamos a comentarte. El segundo EP es el que más nos ha sorprendido, y de un modo más grato. Porque, quizá, el primero –“Sutxakurrak”- y el tercero –“Xake-mate Kultural Bat”- son lo que esperamos de Berri Txarrak: música muy contundente, oscura, potente, rápida… pero claro, el segundo EP es, como decías, más melódico; y ha sido una sorpresa. Hay canciones, como la que da título al EP –“Helduleku Guztiak”- que han sido todo un descubrimiento, porque nos recuerda a la música de la Motown; o “Polígrafo Bakarra”, otro temazo… Entonces, nos surge la duda de decir, cuando os metisteis al estudio con Ricky Falkner y le dijisteis “Ricky, estamos en tus manos”... ¿cómo lo vivisteis desde dentro? Porque es un riesgo que hay que tomar, al fin y al cabo.
Sí, de los tres es, quizá, el disco más arriesgado. Primero porque hay muchos prejuicios en la música, por desgracia, por los que la gente se acaba perdiendo muchas experiencias y muchas buenas canciones. Pero nos apetecía. En 20 canciones había lugar para la experimentación y para la sorpresa, y pensábamos que Ricky podía ser la persona adecuada. Veíamos en él a un musicazo, y al poder trabajar con él, creo que hemos acertado de lleno. De todas formas, las canciones ya venían con esa intención rompedora desde el local, con ganas de probar cosas nuevas sin tener miedo al qué dirán. Como tú dices, esto que te suena a Motown… nosotros decíamos que nos sonaba a The Roots, un poco. Luego Galder decía que le sonaba a Neil Young por el estribillo… No sé. Son nombres que van apareciendo y que a veces te dan una pista de por dónde van los tiros. De hecho, esta canción se llamaba The Roots mientras estábamos trabajando en ella, por ejemplo (risas).

Y muy bien, creo que también hemos acertado en el sentido de cómo hemos sido abiertos de mente al elegir a Ricky; cuando eliges a un productor te la juegas siempre. Tienes que confiar mucho en él, pero tienes que ir dispuesto a dejar que meta mano en tus canciones, cosa que a veces impone respeto, porque tus canciones son para siempre… más o menos tú te haces una idea de cómo será el resultado final, entonces… tienes que tener esa valentía, y encima después de 20 años, que ya tienes un legado y no empiezas de cero, sino que bueno…

Yo creo que con el tiempo hemos ido educando a nuestro público. Y nuestro público hoy en día ya sabe que puede esperarse cualquier cosa de Berri. Si nosotros ahora anunciásemos un disco nuevo e hiciésemos una encuesta preguntando “¿qué crees que van a hacer?”, yo creo que saldrían resultados diferentes. Y eso, para mí, es muy atractivo… aunque es una presión añadida, porque la gente también espera que sorprendas, y eso no siempre es posible, pero a la vez tienes toda esa libertad de decir: Berri Txarrak es bastante difícil de encasillar, es rock pero luego tiene mil variantes. Entonces, podríamos hacer un disco de… bueno, no vamos a decir Mariachi el Bronx, pero podemos hacer un disco de casi cualquier cosa, ¿no? O intentarlo, al menos.
12.-Eso íbamos a comentarte, que os habéis convertido en un grupo, para bien, totalmente impredecible. Y eso es lo que ha ocurrido en “Denbora Da Poligrafo Bakarra”, habéis sorprendido para bien en un EP en el que la gente tenía sus reservas. Y claro, hablando un poco de esto, de los productores que meten mano y tal… no sabemos si sois conscientes de que habéis trabajado con grandísimos nombres: Steve Albini, Ross Robinson, Ricky Falkner, Bill Stevenson… ¿os paráis a pensar en el hecho de lo que estáis consiguiendo a nivel musical trabajando con gente de este calibre?
Sí, es lo que te comentaba de saber valorar y disfrutar el viaje. Claro, todo va tan deprisa, y somos un grupo tan activo… Ya hemos grabado con Steve Albini, hace ya cinco años… casi se te olvida, pero es que estás grabando ya con Bill Stevenson, entonces es como que todo el rato están ocurriendo cosas bastante importantes. Entonces, a veces, conviene darle al pause y decir “eh, mira lo que está pasando”. Y sí, es un viaje alucinante y sientes ganas de agradecer a alguien esa oportunidad que te ha dado la vida, o la música o la gente de poder trabajar con otra gente que valoras tanto y que para ti ha sido muy importante en tu educación musical; y, sobre todo, lo que aprendes y lo que te llevas de cada grabación… porque encima somos un grupo que queremos grabar ahí, en el hábitat natural de cada productor que eliges. No es lo mismo traerte a Steve Albini a grabar a un estudio de aquí, que hacerlo allí en Electrical Audio. Para mí no es lo mismo, lo que aprendes allí… ya no te estoy hablando del resultado sónico, porque es un medio al final, no es el fin. Hay muchas formas de sonar bien o peor. A partir de cierto nivel yo creo que ya partes del hecho de que va a sonar bien, otra cosa ya es el punto que le quieras dar, hay mil matices que entran en juego y son muy importantes, pero nada es más importante que la canción en sí y lo que tú aprendes grabando con Albini y sus manías en su estudio. Hemos trabajado con gente que es muy importante para nosotros y que tiene su propia visión del rock, y eso es lo que aprendes.
13.-Y es lo que verdaderamente se refleja en “Denbora Da Poligrafo Bakarra”, que cada uno ha aportado su visión del rock, y ahí se ha plasmado en cada uno de los EPs, ¿no?
Sí, sí, sí. Se ha juntado la intención que llevábamos del local de darle un cariz a cada EP, pero luego cada productor le ha dado su sello. Y no es que hayan cambiado las canciones demasiado. Si tú escuchas las maquetas del local, y luego escuchas el disco, son las mismas canciones y no ha cambiado casi nada, pero digamos que han crecido en matices y en arreglos. Por ejemplo, el de Ricky ha crecido en arreglos e instrumentación, las percusiones, teclados que nunca habíamos tocado -y que nos daban un poco de respeto-… esta vez íbamos con la mente abierta a decir sí a todo. Si hubiera habido un botón de “sí a todo” con Ricky, le hubiéramos dado (risas). Esa ha sido la filosofía. Y creo que es, también, la mejor forma de sacarle jugo a un productor. Si elijes un productor y luego le vas poniendo peros, o lo vas acotando porque tienes miedo a que te lleva a no sé qué terreno, caes en tu propia trampa.

Y nos ha ocurrido eso a nosotros, ¿eh? La primera vez que grabamos con Ross, la primera canción que empezamos a grabar, nos pusimos un poco alerta; porque nos estaba llevando a sonidos de pedales… yo, que nunca había usado un pedal de guitarra, y de repente me coloca 8 pedales y empieza un sonido, que parecía aquello un teclado… Y… joder, hubo allí un debate que duró dos minutos. Y nos dijo: “Oye, yo necesito que el ambiente de grabación sea de experimentación y de no tener miedo, ya habrá tiempo de frenar la locura”. La premisa tiene que ser probar cosas, porque sólo así llegas a sitios donde en principio no podrías llegar.
14.-Claro, sólo así consigues evolucionar. Es evidente. Bueno Gorka, como sabemos que vais con prisa y estáis liados… nos gustaría que nos comentases cuáles son los planes más inmediatos para los próximos meses. Sabemos que andáis promocionando el disco en prensa y que habéis anunciado ya un primer bloque de fechas, así que nada, comentar un poco lo que andáis planeando.
Bueno, pues eso, hemos anunciado lo que es la gira hasta mayo, digamos hasta verano… Surgirán más cosas, porque el disco acaba de salir y lo que sí queríamos era presentar la primera base de conciertos, que son salas, arrancando 4 noches seguidas en Donosti y luego hacer prácticamente todo el estado, un montón de ciudades; después hacemos un par de incursiones en Francia -París y Burdeos-, y luego una gira por Alemania en la que, probablemente, caerá alguna fecha en Suiza y tal.
15.-Y alguna fecha suponemos en algún festival de verano.
Sí, el verano está un poco en el aire aún, no sabemos muy bien cómo planearlo, pero algo haremos, algo haremos. O sea que, nada, esto es sólo el principio… las giras de Berri últimamente casi se alargan dos años, y nos gusta visitar continentes, así que… todo llegará.
16.-Pues muy bien, Gorka. Nosotros nos veremos en Febrero por Valencia y… nada, os deseamos la mejor de las suertes con este discazo que habéis sacado.
Gracias. Valencia es el día de los enamorados, ¿eh? (risas)
17.-Ahí estamos. Muchas gracias y mucha suerte.
Gracias a ti, hasta luego.

DISCO DESTACADO


Dance Gavin Dance
"Afterburner"

ÚLTIMOS COMENTARIOS

ÚLTIMAS ENTREVISTAS

The Menzingers
Qverno
Xavier Calvet
Adrenalized
The Wonder Years
CRIM
Th Booty Hunters
PUP
Bourbon Kings
Earl Grey
Dearly Beloved
Violets
Acceso usuarios

Introduce tu usuario y tu password

Usuario:
Password:
Recordar Login:
Recuperar usuario

Introduce tu usuario y tu e-mail

Usuario:
E-mail: