Miercoles 27 de Enero del 2021
 Bienvenido Invitado! ( o Regístrate)
Publicado hace 9 años
Cancer Bats + Berri Txarrak
Crónica de su concierto en Valencia.

Ya sabemos que en España, más allá de ciudades como Barcelona y Madrid, es complicado disfrutar de la visita de ciertos grupos. No es que sea imposible o que sea exclusivo de estas ciudades el acoger a bandas de cierto calado, sino que más bien lo que sucede es que los promotores, por diversos motivos que ya conocemos de sobra y teniendo en cuenta como están las cosas ahora mismo, no acaban de ver claro eso de arriesgar ciertas fechas en algunas ciudades de nuestro territorio por el riesgo personal que ello implica. Algo comprensible, por otro lado, si nos ponemos en su pellejo (aunque en esto, parte de la culpa la tenemos los aficionados). No obstante, de cuando en cuando y sin esperarlo, surgen conciertos como el que tuvimos ocasión de presenciar el 20 de Mayo en la sala Rock City de Almàssera (Valencia), en el cual pudimos disfrutar de dos auténticos grupazos, de esos que no sabes bien quién debe telonear a quién, pero por el que das gracias al cielo (o a quien sea) de que haya sucedido: en este caso Cancer Bats y Berri Txarrak. Ambos grupos, inmersos en sus respectivas giras promocionales de sus nuevos discos, poseen un prestigio más que contrastado, hecho que demostraron sobradamente a través de su directo.



Abrieron la velada los canadienses Cancer Bats con una energía descomunal. La banda se encuentra en medio de su gira promocional de "Dead Set On Living", su nuevo e incendiario disco. El directo de este grupo es impresionante de verdad. Aquellos que ya hayáis tenido el placer de verles sabréis a qué nos estamos refiriendo. Una de las cosas que piensas nada más empezar su repertorio es: ¿cómo demonios pueden sonar así de animales siendo sólo tres instrumentos y un vocalista? Su directo es preciso, potente y arrollador. Te da la impresión de estar viendo a un tren que se te viene encima sin remedio, arrollándolo todo a su paso, sin descanso y sin medias tintas, de principio a fin. Como ya sabéis, su música se basa en una propuesta que mira sin tapujos al hardcore más old school, pero con claras influencias del metal y de géneros como el stoner rock, apuntando muy claramente grupos como Black Flag y Black Sabbath, lo cual se traduce en ritmos machacones capitaneados por un batería que, sin duda, marca el paso y rumbo de todos y cada uno de los temas de la banda. Así, el concierto giró, sin olvidar algunas perlas de sus anteriores LPs, en torno a las canciones incluidas en su último trabajo que, dicho sea de paso, suenan de lujo en directo. Ejemplos concretos los pudimos apreciar en “Hail Destroyer”, “Bricks and Mortars”, “Road Sick” o “R.A.T.S.”. Eso por no mencionar la actitud de la banda sobre el escenario, especialmente la de Liam Cormier, vocalista del cuarteto, del que además de su voz (incansable, desgarrada y potente) destaca su presencia sobre las tablas. Un sobresaliente para el grupo.



Acto seguido, y tras un breve descanso, subieron al escenario los navarros Berri Txarrak. La banda liderada por Gorka Urbizu, que cuenta actualmente con la presencia de Galder Izaguirre a la batería y David Gonzalez al bajo, vino a presentarnos "Haria", su último disco de estudio (y probablemente a sorprender a más de uno en la sala). Personalmente, era la primera vez que les veía en directo, y lo cierto es que si ya de por sí no tenía ni una sola duda acerca del potencial del trío en sus conciertos, anoche acabé de montarles mi altar personal en casa. Es posible que aquellos que sí les hayan visto hace muchos años puedan pensar que sin Aitor Goikoetxea ni Mikel López la banda no sea lo que fue. O más aún, es probable que puedan pensar que desde que se reconvirtieron en trío tras la marcha de Aitor Oreja (allá por 2005), tampoco sean los mismos. Pues si aún queda gente que pueda pensar eso, siento decirles todo lo contrario. La capacidad de adaptación del grupo a lo largo de los años, así como su giro estilístico hacia un rock que también apunta al stoner y al posthardcore, queda suficientemente demostrada y avalada con cada disco que publican y, sobre todo, por el modo en que los defienden en sus actuaciones, que ofrecen un directo incontestable. Así, la banda hizo un repaso bastante equilibrado de toda su discografía, centrándose en el periodo comprendido entre "Libre" y "Haria", con una lógica presencia (aunque no predominancia) de canciones de su último trabajo, incluyendo alguna joya de esas que sólo incluyen muy de cuando en cuando como “Sols El Poble Salva Al Poble” (y ahí tienes a Gorka, que igual te habla en euskera, que en catalán, en castellano o inglés). Así pues, en su set gotearon clasicazos como “Oreka”, “Zertarako Amestu”, “Berba Eta Hirudia”, “Oihu”, “Denak Ez Du Balio”, “Jaio. Musika. Hil”, “Maravillas”, “Folklore” o “Gure Dekadentziaren Onenean”, además de canciones más nuevas como puedan ser “Sugea Suge”, “Albo-Kalteak”, y “Makuluak” entre otras. No cayeron otros como “Libre” o “Bueltatzen”, pero a las alturas de carrera de una banda como Berri Txarrak debe ser muy complicado elegir un setlist sin dejarse clásicos fuera (a menos que, claro, te marques un concierto de 3 horas).



¿Su directo? Pues no creo que haya que comentar mucho más al respecto. Arrollador y sincero. Pero sincero en el sentido más estricto de la palabra. La propuesta de Berri Txarrak es arriesgada, por estilo (no es precisamente un género mayoritario), y por el planteamiento en sí. Pero queda demostrado que no hay nada mejor que creer en lo que haces y saber ofrecerlo a la gente con pasión, talento y dedicación para que, y al margen de propuestas lingüísticas (que tampoco son problema si se tiene cierto interés), llegue de forma directa y aplastante. Berri Txarrak no sólo dicen cosas con las palabras, sino que transmiten con cada gesto y acorde mostrado en el escenario, plasmando una identidad propia difícilmente imitable (otra cosa es que haya gente que por prejuicios no sea capaz de quitarse la venda, al margen de gustos personales, claro está). Y eso es algo que los que les seguimos desde hace tiempo sabemos muy bien.

En definitiva, un concierto inolvidable, con un par de bandas de altísimo nivel, que supieron transmitir y calar entre un público de lo más diverso que abarrotó la sala pese a que la fecha elegida, un domingo por la noche, no fuesea quizá la mejor de todas las posibles. Prueba irrefutable de que quien quiere, generalmente puede.



Fotografías realizadas y cedidas por Rubén Juán.

 Vista: 2179 | Comentarios: 0 | Ver Perfil de Cancer Bats
  • Facebook
  • Twitter
  • email
    No hay comentarios aún. Sé el primero en comentar:
    Necesitas estar logueado!!

DISCO DESTACADO


Dance Gavin Dance
"Afterburner"

ÚLTIMOS COMENTARIOS

ÚLTIMAS REVIEWS

8.2
Silverstein
"A Beautiful Place To Drown"
8.0
New Found Glory
"Forever And Ever x Infinity"
8.0
The Ghost Inside
"Aftermath"
8.8
Dance Gavin Dance
"Afterburner"
8.0
The Get Up Kids
"Problems"
7.5
Copeland
"Blushing"
8.9
Danzig
"Danzig Sings Elvis"
7.2
Picturesque
"Back To Beautiful"
8.2
August Burns Red
"Guardians"
7.8
Sum 41
"Order In Decline"
7.6
The Suicide Machines
"Revolution Spring"
8.0
Kvelertak
"Splid"
Acceso usuarios

Introduce tu usuario y tu password

Usuario:
Password:
Recordar Login:
Recuperar usuario

Introduce tu usuario y tu e-mail

Usuario:
E-mail: