Lunes 03 de Octubre del 2022
 Bienvenido Invitado! ( o Regístrate)
Publicado hace 10 años
blink-182
Crónica de su concierto en Madrid.

El pasado 20 de Julio, tuvo lugar en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid uno de los conciertos de punk-rock más esperados de los últimos tiempos en nuestro país. El trío californiano blink-182 regresaba a España después de casi 15 años desde su última visita. Mucho han cambiado las cosas desde la primera vez que la banda visitó nuestro país, y el largo camino recorrido por el grupo en todo este tiempo les ha convertido en una de las super-bandas de rock más importantes del mundo. Esto, que es un hecho innegable, puede que para algunos sea fruto de otros motivos más allá de lo musical, y que no hayan hecho méritos o tengan la calidad suficiente para estar donde están; mientras otros pensarán justamente lo contrario. Los dos puntos de vista ya los conocemos, así que en ese sentido no vamos a ahondar demasiado en ellos ni a posicionarnos, porque sería entrar en un debate que no lleva a ninguna parte, salvo al enroque ofuscado de cada uno consigo mismo y su opinión. En cualquier caso, lo que es innegable es que blink-182 son los autores de algunos de los hits más representativos de lo que hoy conocemos como punk-pop, que han demostrado tener un sexto sentido para las melodías, además de haber puesto banda sonora a la adolescencia de mucha gente que a día de hoy ronda los 30 (si no los pasa), y de haber influenciado a un buen puñado de bandas de todo el mundo. Y eso, amigos, es algo que sólo logran unos pocos. Blink-182 son un grupo de referencia, al margen de gustos y preferencias, todas ellas respetables, por supuesto.

Como todo el mundo sabe, el trío venía de tocar el día anterior en el Sant Jordi Club de Barcelona junto a The All-american Rejects , en un concierto que acabó con las entradas totalmente agotadas. Así pues, y tras los primeros ‘reportes’ de los asistentes al show de Barcelona, las expectativas eran altas. De entrada, en la fecha madrileña se agregaron Everlyn, convirtiéndose en los teloneros de ambas bandas. Su actuación, aunque correcta, nos pareció bastante plana y discreta. Las comparaciones con Paramore son inevitables por forma y contenido, y pese a que como decíamos, musicalmente suenan correctos, su set nos causó una impresión bastante sosa, sin ese punto necesario de enganche que pusiera a tono al público asistente. Les faltó chispa.



Acabada la actuación de Everlyn, fueron The All-American Rejects los encargados de recoger el testigo con un concierto que mezcló casi en partes iguales temas de su primer y segundo disco (“Dirty Little Secret”, “Move Along”, “It Ends Tonight”, “Swing Swing”) con algunos presentes en su última entrega discográfica, “Kids In The Street” (“Kids In The Street”, “Walk Over Me”, y “Fast and Slow”, entre otros). El grupo apareció sobre el escenario con su vocalista, Tyler, disfrazado de torero y jugueteando entre canción y canción con otro de sus compañeros que hacía las veces de toro, broma que no pareció hacer ninguna gracia, y no por el tema de taurinos sí o taurinos no, sino porque quizá la gente está cansada del tópico fácil y la referencia típica cada vez que un artista foráneo (o algunos) se decide a poner un pie en nuestra patria. Pero bueno, entendámoslo como lo que es, una broma que no da para más y cuya intención era precisamente esa: hacernos reír. En cualquier caso, no dejó de tener su punto hilarante el verle ataviado con un disfraz de torero cutre de color rosa y montera.

En cuanto a lo musical, mucho mejor de lo esperado, tanto por la calidad de su directo como por el repertorio. Es cierto que The All-American Rejects dejaron de ser hace tiempo algo relacionado con el punkpop para pasar, directamente, a hacer poprock, pero eso no les quita para que sepan desplegar un directo bastante potente que haga disfrutar al personal o, al menos, a los fans. En cualquier caso, y aunque como decíamos fue algo mejor de lo esperado, tampoco fue un concierto memorable en sí, sino más bien una actuación muy correcta que, en muchos casos, puede que gustase más por nostalgia de sus inicios que no por su material más nuevo.



Acto seguido, y tras finalizar la actuación de All-American Rejects, el público se dispuso a disfrutar del que, de verdad, era el plato fuerte de la velada. Tras un cambio de equipo bastante rápido, blink-182 hicieron acto de presencia tras un telón oscuro que caía con los primeros compases de “Feeling This”. Como era de esperar, la locura se desató entre los asistentes, especialmente los presentes en pista, mientras la banda iba dejando caer tema tras tema, auténticos hits repasando gran parte de su discografía. Hemos de decir que, aunque el set está muy basado en lo que vendría siendo su “Greatest Hits”, aún tuvimos ocasión de escuchar alguna sorpresa que, sinceramente, muchos no esperábamos. Así pues, y tras la apertura con “Feeling This”, fueron cayendo canciones como “Up All Night”, “The Rock Show”, “What's My Age Again?”, “Down”, “I Miss You”, “Wishing Well”, “Dumpweed”, “Always”, “Violence”, “After Midnight”, “First Date”, “Blow Job”, “Heart's All Gone”, “ Man Overboard ”, “ Ghost on the Dance Floor”, “Fuck a Dog”, “All the Small Things”, “Josie” y un set de bises consistente en “Can a Drummer Get Some?” (tema extraído del disco en solitario de Travis), “Carousel”, “Dammit” y “Family Reunion”. Como puede observarse, se trata de un set que, aunque bastante manoseado en general, resulta francamente entretenido, especialmente con la incorporación de sorpresas tan atípicas como “Fuck A Dog”, “Blow Job” o “Family Reunion”.

De la actuación de blink no vamos a decir nada que no sepamos ya. El trio es un grupo que es capaz tanto de dar lo mejor de sí mismos como de dar lo peor. ¿En qué extremo se situaron en Madrid?, en un término medio. Sonaron muy potentes, es cierto, instrumentalmente mejor de lo que quizá han hecho en otras giras (se nota que desde la reunión se han tomado muy en serio eso de ensayar e intentar tocar lo mejor posible en directo), muy empastados. En el aspecto vocal, Tom DeLonge dio la impresión de ir sobrio y de esforzarse por cantar afinado y vocalizando, algo que repercute positivamente en el sonido global de la banda y que en los últimos años, por escasez, había generado verdaderas catástrofes en directo. No obstante, su actuación, la de la banda, está lejos de ser perfecta. Durante los primeros temas nos dio la impresión de estar algo fríos, algo que puede considerarse normal, hecho que mejoró con el paso de las primeras canciones del set. La intensidad del concierto se mantuvo a un nivel más o menos constante a lo largo del mismo, subiendo y bajando de intensidad dependiendo del ritmo propio de las canciones.



No obstante, y en cierto modo es lógico, el paso de los años se nota. Quiza ahí esté la explicación a muchos detalles. Y es que, aunque Travis Barker (esa bestia a las baquetas) sigue igual o mejor que en los tiempos mozos de la banda (en serio, lo de este hombre es que es algo descomunal, muy por encima de sus propios compañeros de banda), Mark y Tom ya no tienen la misma presencia en el escenario que solían tener antaño. No es algo que deba preocupar demasiado. Siempre hemos defendido que cuando vamos a un concierto, vamos a eso, a un concierto, y no a un circo, pero al mismo tiempo, y en este caso en particular, uno no puede evitar acordarse de los blink más jóvenes. Una de las cosas que les salva en ese sentido es la imponente envergadura de ambos, sin la cual probablemente daría la impresión de estar observando un escenario bastante vacío. Eso, y que Mark Hoppus sigue aportando ese puntito de chispa que, probablemente, mantenga en gran parte la esencia de los viejos blink en la actualidad. Así que, en general, y teniendo en cuenta que sabíamos a lo que íbamos, salimos bastante satisfechos de su concierto.

Ahora bien, para finalizar, nos gustaría hacer una reflexión que, esperamos, se entienda como pretendemos expresar. Es un tema delicado de abordar, pero creo que de cuando en cuando hay que recordar. Y mucho más si, en parte, tiene algo que ver con el aspecto organizativo del evento asociado al comportamiento del público asistente. En primer lugar, un pequeño tirón de orejas a la organización. Consideramos que la existencia de una zona VIP (previo pago, claro), justo en las primeras filas del pabellón, siendo que éste tampoco es que tenga la extensión de un campo de fútbol, no es una buena idea. Entiendemos que, siendo una banda como blink, que llevaba años sin venir, y ante la expectación generada, la organización decidiera aprovechar al máximo la ocasión. Es comprensible, pero al final repercutió en que, para que unos pocos pudieran estar cómodamente sentados en primera fila, el resto tuviera una cierta carencia de espacio. ¿En qué se tradujo esto? En que la parte trasera de la pista, en la cual la gente se agolpaba contra la valla que protegía a la zona del técnico de sonido, se convirtiese en una auténtica olla a presión de la que, literalmente, vimos a gente que no pudo salir. Si a eso le sumamos que el acceso a cierto sector de las gradas estaba cerrado, la ratonera en la que conviertes la pista es verdaderamente asfixiante. Y aquí es cuando viene la parte polémica de la reflexión. Está claro que a un concierto uno va a pasárselo lo mejor posible (nosotros llevamos muchos a nuestras espaldas y hemos visto de todo y estado en todas las zonas posibles), que el que va a un evento relacionado con el rock o el punkrock, va a ver pogos o circle pits, a empaparse de sudor, y todo ello bien a gusto, porque es lo que le gusta; pero de ese mismo modo, mucha gente debería tener muy claro dónde se debe hacer ciertas cosas y dónde no, aunque esto no sea una norma escrita. Se entiende que todos pretendemos pasarlo bien, pero en el momento en el que mi diversión perjudica y molesta a otros, debo ser consciente de que mis límites están ahí. Todos queremos respeto, pero no todos lo ofrecemos al resto. ¿Por qué digo esto?, porque vimos situaciones de este tipo en la parte trasera, cerca de las vallas, donde normalmente la gente que no quiere ‘follón’ se queda para estar más tranquilo, con lo cual, hubo muchas personas padeciendo situaciones que no querían padecer en una zona en la que, habitualmente, no se padecen (y las consecuencias, por no ser una situación habitual o esperada, pueden ser peores). Lo paradójico es que pudo apreciarse cómo, mientras en las primeras filas, los pogos, empujones y bailes eran 100% respetuosos (parando cuando alguien tenía un problema), aquellos que hacían lo mismo en la parte trasera, no lo eran tanto y no se preocupaban por los demás.

Insistimos, no queremos que se malinterprete este pensamiento en ‘voz alta', simplemente pretendemos que sirva como reflexión para todos, para que todos seamos un poco más responsables, ya que, del mismo modo que cuando los que van a primeras filas se quejan y pontifican ante los que se quejan de empujones, cosa lógica (diciendo que si no quieren pogos, se marchen más atrás), creemos lógico que, siguiendo este mismo planteamiento, deben respetarse otras zonas, como las partes traseras de las salas y pistas.

Así pues, y al margen de esta reflexión, la impresión general del concierto fue agradable. Había muchas ganas de ver a blink-182 , y eso pudo con todos los contras que pudiéramos toparnos. Sólo esperamos que ésta no sea la última vez en que podamos verles por estos lares, o que, al menos, no tarden otros 15 años en volver.

EDITAMOS: os dejamos con tres de las canciones que tocaron blink-182 en Madrid.


 Vista: 4856 | Comentarios: 26 | Ver Perfil de Blink-182
  • Facebook
  • Twitter
  • email
Necesitas estar logueado!!
Noticias Siguientes:Noticias Anteriores:
Paramore
Anuncio de nuevo álbum "This is Why"!
Weezer
El nuevo disco se llamará "Raditude".
Polyphia
Nuevo tema "Ego Death"
Green Day
Ya puedes reservar su box-set.
Bowling For Soup
Nueva canción "Hello Anxiety"
Teenage Bottlerocket
Nuevo videoclip.
Magnolia Park
Nueva canción "Addison Rae"
The Revival Tour
Pasará por Europa en otoño.
The Smashing Pumpkins
Anuncian nuevo disco en 3 partes!
RANCID
Ganadores del sorteo de pases.
Lorna Shore
Nuevo tema "Dancing Like Flames "
Propagandhi
Detalles de su nuevo disco.
Sleeping With Sirens
Nuevo single "Complete Collapse"
Yellowcard
Nuevo tema en acústico.
Young Culture
Anuncio de nuevo álbum + single
NOFX
Portada, título y tracklist de su nuevo LP.
We Came As Romans
Nuevo single de su próximo álbum
RANCID
Cambio de sala en Barcelona.
Dayseeker
Anuncio de nuevo disco!
The Gaslight Anthem
Nuevo videoclip.

DISCO DESTACADO


Stand Atlantic
"F.E.A.R"

ÚLTIMOS COMENTARIOS

ÚLTIMAS REVIEWS

9.0
Stand Atlantic
"F.E.A.R"
8.5
Cherie Amour
"Internal Discussions"
8.5
Last Warning
"Voll Damm Boys"
8.0
Meet Me at the Altar
"Model Citizen"
8.2
Ebri Knight
"Carrer"
7.8
Bates Motel
"High Expectations Higher Deceptions"
7.0
Sun-O-Bathers
"Local Warming"
10.0
Spiritbox
"Eternal Blue"
7.0
Thrice
"Horizons / East"
8.0
Vlack
"Mental Diaspora"
6.5
Days n´Daze
"Show me the blueprints"
7.0
Hot Milk
"I Just Wanna Know What Happens When I`m Dead"
Acceso usuarios

Introduce tu usuario y tu password

Usuario:
Password:
Recordar Login:
Recuperar usuario

Introduce tu usuario y tu e-mail

Usuario:
E-mail: