Jueves 22 de Octubre del 2020
 Bienvenido Invitado! ( o Regístrate)
Publicado hace 8 años
RANCID
Crónica de su concierto en Barcelona.

El pasado día 30 de julio, y con motivo del paso de la gira mundial de su 20 aniversario como grupo en activo por nuestro país, tuvimos ocasión de asistir al concierto que RANCID ofrecieron en la sala-horno Razzmatazz de Barcelona junto a bandas como G.A.S. Drummers, Último Asalto y los italianos Klasse Criminale. La banda californiana llevaba la friolera de 16 años sin visitar nuestro país, desde que pasaran presentándonos su aclamado "...And Out Come The Wolves" en 1996, visita que realizaron junto a Rage Against The Machine (ahí es nada). Por ello, y por lo memorable de su legado, la banda acabó convirtiéndose en los últimos tiempos en una de esas espinitas musicales que todos los aficionados al punkrock teníamos pendiente de sacarnos, a la espera de que algún promotor se decidiera a traerlos por estas latitudes (como finalmente ha hecho Cap-Cap). Así, las expectativas por ver a la banda liderada por Tim Armstrong (una de las más importantes dentro de la eclosión del punkrock en los 90) eran, como era de suponer, elevadísimas, casi tanto como el miedo a la mella que el paso de los años pudiera haber ocasionado en la banda, duda que se disipó tan pronto como sonaron los primeros acordes de su actuación.



De entrada, la noche dio comienzo con la actuación de G.A.S. Drummers, que en principio suponíamos en segundo lugar, aunque pasaron a ser primeros, quienes ofrecieron un enérgico set ligeramente más alejado del rock alternativo que han venido practicando en los últimos años. Su directo se centró en el repaso de algunos de sus temas más clásicos e introducción de algunos nuevos, predominando aquellos más potentes, llegando a ofrecer algunos que recordaban a sus primeros discos, época en la que el hardcore melódico era su estandarte y bandera (aunque ojo, no creemos que su nuevo disco vaya por esos derroteros). Su sonido, actualmente, llega a recordar a los Foo Fighters más rockeros pero con ese toque inconfundible que les caracteriza. Una grata sorpresa que nos hace pensar en cómo sonara el nuevo LP en el que están trabajando.

A continuación, y una vez finalizada la actuación de G.A.S. Drummers, hicieron acto de presencia los catalanes Último Asalto, una banda de Oi y streetrock que, pese a que en lo personal no nos dice nada, reconocemos su entrega, contundencia y saber hacer sobre las tablas.

Tras la intervención de Último Asalto, tuvimos ocasión de ver unos sorprendentes Klasse Criminale. Con ellos tenemos sensaciones encontradas. Por un lado, su mezcla de punkrock, oi y skapunk resulta muy llamativa y atrayente, pero por otro desprenden cierto aire verbenero que no acaba de convencer. Esto no deja de ser una apreciación personal sin mala intención, es más, de hecho, y junto a RANCID, fueron el grupo que más entretuvo al personal en la sala. Con su aire fiestero y el enorme esfuerzo por conectar con la gente (pese a que la nulidad de la banda en cuanto al castellano o el inglés dificultase el entendimiento) lograron captar la atención de los allí presentes, especialmente gracias a su vocalista, todo un personaje, en el buen sentido de la expresión. La banda se coronó con una versión de “White Riot” de los Clash, que emplearon como cierre de su actuación, con la que acabaron de meterse al personal en el bolsillo. Toda una sorpresa. Un grupo que, quizá, haya que empezar a seguir un poco más de cerca.



Finalmente, y muy puntuales, saltaba al escenario la banda capitaneada por Tim Armstrong, abriendo el concierto con dos pepinazos como “Radio” y “Roots Radicals”, nada más y nada menos. Tras estos dos temas, el grupo centró su set en desgranar casi al completo su “…And Out come The Wolves”, dejando caer, por supuesto, composiciones de algunos otros álbumes como “Life Won’t Wait” e “Indestructible”, entre otros, y cerrando de forma majestuosa con un clasicazo como es “Ruby Soho”. Su directo, de aproximadamente hora y media de duración, sorprendió a todo el mundo por su nivel de intensidad, bien mantenido a lo largo de todo el concierto. La banda se mostró muy en forma (más, incluso, de lo esperado), con un Tim Armstrong que, aunque físicamente está muy cambiado (barbaza incluida), no paró ni un momento de moverse por todo el escenario. Su actuación y desempeño no defraudó a nadie, aunque quizá haya que señalar que su presencia como guitarrista es, a día de hoy, más testimonial que otra cosa, siendo Lars Frederiksen quien de verdad lleva el peso de este instrumento. Sus intervenciones en ese sentido no van más allá de hacer algunas quintas de relleno, algunos punteos discretos y, sobre todo, mucha pose (que ojo, nos parece la mar de respetable), pero la planta y estampa que ofrece sobre el escenario, y su nivel de implicación e interacción con el público, así como el resto de la banda, es impresionante. Vocalmente mantuvo muy bien el tipo, mucho mejor de lo esperado y mucho mejor de lo que habíamos visto en algunos directos en vídeo. Así pues, la actuación de la banda, en su conjunto, se nos antojó inmaculada, perfecta, tocando temazo tras temazo, haciendo las delicias de todos los que nos encontrábamos allí presentes. Tanto es así que cuando creías que no podían quedarles más clásicos en la manga y que irremediablemente debían bajar el pistón el algún momento, te asaltaban con un “Maxwell Murder”, un “Nihilism”, un “The 11th Hour” o un “Time Bomb”, por poner algún ejemplo. Y así durante la hora y media de duración del directo. Sin duda intuimos que con esta gira de celebración de su 20 aniversario están ganándose a base de bien a todo el público que asiste a verles, y no sin razón. Nuestra impresión a tal efecto, y dejando de lado el calor sofocante que padecimos todos, es que estuvimos ante uno de los conciertos del año (o de los últimos años), impresión acompañada de esa sensación agridulce al pensar que, probablemente, no volvamos a verles en mucho tiempo. La espera ha valido la pena, no hay duda de ello, pero ojala no se confirme esa sensación y podamos volver a tenerles en nuestro país tan pronto como sea posible. Su regreso a nuestro país ha sido absolutamente memorable.

Fotografías realizadas y cedidas por Toni Fonollet Mestres.

 Vista: 1961 | Comentarios: 8 | Ver Perfil de Rancid
  • Facebook
  • Twitter
  • email
Necesitas estar logueado!!

DISCO DESTACADO


Dance Gavin Dance
"Afterburner"

ÚLTIMOS COMENTARIOS

ÚLTIMAS REVIEWS

8.2
Silverstein
"A Beautiful Place To Drown"
8.0
New Found Glory
"Forever And Ever x Infinity"
8.0
The Ghost Inside
"Aftermath"
8.8
Dance Gavin Dance
"Afterburner"
8.0
The Get Up Kids
"Problems"
7.5
Copeland
"Blushing"
8.9
Danzig
"Danzig Sings Elvis"
7.2
Picturesque
"Back To Beautiful"
8.2
August Burns Red
"Guardians"
7.8
Sum 41
"Order In Decline"
7.6
The Suicide Machines
"Revolution Spring"
8.0
Kvelertak
"Splid"
Acceso usuarios

Introduce tu usuario y tu password

Usuario:
Password:
Recordar Login:
Recuperar usuario

Introduce tu usuario y tu e-mail

Usuario:
E-mail: