Lunes 13 de Julio del 2020
 Bienvenido Invitado! ( o Regístrate)
Publicado hace 7 años
Biohazard
Crónica de su concierto en Madrid.

Tanto para los fans del New York Hardcore, como para cualquiera que disfrutase de su actuación en la pasada edición del Resurrection Fest, las fechas que los neoyorquinos Biohazard nos ofrecían por la península eran de obligada asistencia. Nosotros nos decidimos a invadir la madrileña sala Penélope para comprobar si lo que vimos en el ya mencionado festival gallego era producto de nuestras más alocadas fantasías o de verdad eran capaces de lograr que hasta el más remoto rincón del recinto botase de arriba abajo. Pero antes de comprobarlo tendríamos que pasar por 2 pruebas de fuego como son los portugueses For The Glory y los italianos Arhythmia.

Quiero pensar que por el hecho de ser un lunes, poco más de unas 30 personas eran las que allí merodeaban a primera hora de la noche. Tras un breve retraso, los portugueses For The Glory encendieron la mecha con un hardcore de vertiente metalera, que bien podría recordarnos a grupos como Terror. Si bien la asistencia era bastante floja, la energía que pusieron sobre el escenario no fue por el mismo camino. Entre salto y salto Ricardo, vocalista de la banda, tuvo tiempo para dirigirse al público en un perfecto castellano y entre otras cosas pidió perdón por el retraso que se había producido. Sin duda supo ganarse al respetable gracias a su simpatía y constante agradecimiento. Repasaron temas de su más reciente ‘Lisbon Blues’, con tiempo para sus otros trabajos de los cuáles sacaron bombazos como ‘Some Kids Have No Face’ o ‘Survival Of The Fittest’, tema con el que se despidieron.

Los portugueses no se lo habían dejado nada fácil a la banda que recogía el relevo: Arhythmia. Ya de primeras, apenas se apreciaba la voz del vocalista, y el sonido del bajo brillaba por su ausencia. Tras varios minutos se pudo solucionar el primer contratiempo, sin embargo el bajo continuó sin escucharse durante gran parte de su setlist. El estilo de estos italianos es difícil de definir, por un lado podíamos encontrar temas de hardcore con toques experimentales, así como cortes de metal o incluso nu-metal con ecos lejanos a Korn. El público, esta vez más abundante y entregado, no se resistió ante temas como ‘One Thing’, ‘Awake’ o ‘Time No Coming Back’. Pusieron punto y final con una acertada ‘Steps’ con la que lograron que hasta los que desconocían el tema se animasen a corearlo.

Tras 4 años sin pisar los escenarios de la capital, Biohazard se presentaron en una medio vacia/medio llena sala Penélope, con ganas de botar a ritmo de rapcore. El mayor enigma para cualquier fan que no haya disfrutado de un show con la actual formación, era el que suponía la ausencia del cofundador de grupo Evan Seinfeld. La sustitución como vocalista/bajista la llevó a cabo un más que correcto Scott Roberts, que ya giró años atrás como guitarrista sustituto de la banda. Desde los primeros acordes de ‘Shades Of Gray’ hasta su salida definitiva del escenario, consiguieron que los asistentes permaneciesen más tiempo en el aire que en el suelo.

Un setlist que si bien se dejó unos cuantos álbumes sin tocar, repasó grandes clásicos de discos como ‘Urban Discipline’ o ‘State Of The World Adress’. Así fueron cayendo himnos como ‘Wrong Side Of The Tracks’, ‘Five Blocks To The Subway’, ‘Tales From The Hard Side’ o ‘Down For Life’, con unos Biohazard bastante entregados e interactivos. Presentaban su último trabajo de estudio ‘Reborn In Defiance’ del que solo se atrevieron con la potente ‘Vengeance Is Mine’. Desgraciadamente, supongo que por temas de tiempo, se vieron obligados a prescindir de algunos temas que si habían tocado en fechas posteriores. Esto no fue excusa para que siguiesen cayendo bombazos como ‘Black And White And Red All Over’ o la versión de ‘We’re Only Gonna Die’ de Bad Religion, con la que se formó el único ‘circle in pit’ del show. Tras una marcha al backstage volvieron para cerrar el concierto con 2 clásicos más. En el primero, ‘Punishment’, animaron a los asistentes a subirse al escenario a saltar con ellos, lo que nos dejó una de las imágenes más épicas y carismáticas de la noche. Tras ello finalizaron con un Billy encima del público y disparándonos los riffs de una agresiva ‘Howard Beach’, interacción imprescindible en cualquier show de Biohazard.

Las cosas hay que decirlas claras, hay ciertos grupos que se disfrutan más en festival que en sala, y con Biohazard nos encontramos ante uno de los mejores ejemplos. El escenario de la Penélope muchas veces se les quedaba pequeño para tanto salto y movimiento. Sin embargo, sea donde sea, demuestran que tienen uno de los directos más completos de toda la escena. 3 bandas, 3 maneras de entender un mismo género y una energía que convirtieron el más rutinario de los lunes, en uno de los mejores del año.

 Vista: 1156 | Comentarios: 0 | Ver Perfil de Biohazard
  • Facebook
  • Twitter
  • email
    No hay comentarios aún. Sé el primero en comentar:
    Necesitas estar logueado!!

DISCO DESTACADO


Dance Gavin Dance
"Afterburner"

ÚLTIMOS COMENTARIOS

ÚLTIMAS REVIEWS

8.8
Dance Gavin Dance
"Afterburner"
8.0
The Get Up Kids
"Problems"
7.5
Copeland
"Blushing"
8.9
Danzig
"Danzig Sings Elvis"
7.2
Picturesque
"Back To Beautiful"
8.2
August Burns Red
"Guardians"
7.8
Sum 41
"Order In Decline"
7.6
The Suicide Machines
"Revolution Spring"
8.0
Kvelertak
"Splid"
7.6
Fenix TX
"Fenix TX"
8.5
Burnt Tapes
"Never Better"
7.8
Parkway Drive
"Reverence"
Acceso usuarios

Introduce tu usuario y tu password

Usuario:
Password:
Recordar Login:
Recuperar usuario

Introduce tu usuario y tu e-mail

Usuario:
E-mail: