Martes 26 de Mayo del 2020
 Bienvenido Invitado! (Entrar o Registrarse)
Publicado hace 6 años
BBK Live 2014
Crónica del festival. Parte 1.

En los meses de verano, en los que todo el mundo está pensando más en las vacaciones que en otra cosa, la música en directo vive la temporada más intensa debido a la celebración de decenas de festivales, y nuestro país no es una excepción. Es más, el buen clima de la península y el ventajoso cambio de libras por euros -añadido a rentas más altas en los países de la zona euro, que, como sabéis, facilita muchísimo la movilidad entre los habitantes de los países miembros-, hacen de España un punto rojo en el mapa de los festivales de música. El tema de la cultura e historia de los mismos, en vigor o desaparecidos, es otra cuestión más extensa, y hoy concretamente queremos sumergiros en uno de los festivales de verano más internacionales del estado: El Bilbao BBK Live. Y es que, con un Festival Internacional de Benicàssim en horas bajas y un Ressurrection Festival (Viveiro) que crece cada año, a día de hoy la batería de conciertos desplegada en el recinto de Kobetamendi, con un impacto en la ciudad de 17 millones de euros en 2013, es la más importante en la agenda local. Todopunk.com hemos estado ahí los tres días del mismo, el 10, 11 y 12 de julio, a efectos de poder ofreceros esta crónica; y el fotógrafo Dena Flows, ha querido sumarse a la misma, colaborando con sus fotografías.

Sí, nos imaginamos lo que estáis pensando. Seguramente algo parecido a lo que se nos ocurrió leyendo y repasando el cartel completo del evento. Mandolinas y sintetizadores. Acústicos y sonidos amables. Seguid la cadena de prejuicios y os acercaréis a lo mismo que nos preguntábamos en la redacción. Sea comprobar qué supone atiborrarse de una manera muy intensa de una docena de conciertos de lo más representativo de la música alternativa de éxito de hoy en día; o bien, sea ir a la búsqueda de nuevas referencias en directo o, ¿por qué no?, ir en busca de quién mete más caña a los instrumentos. Sabíamos que los galeses Future of the Left iban a ser uno de esos grupos; se nos antojaban como ese o esa compañero o compañera, a quien conocemos perfectamente, que se despide de nosotros antes de un viaje con sus consecuentes misterios. Fueron los que abrieron el festival, constituyéndose como buen representante de lo más vibrante del elenco de artistas. El post-hardcore de texturas mugrientas y guitarreos marcados y rítmicos, con ese poso sucio y distorsionado del rock británico, nos presuponía como una de las pocas citas en que se sentiría furia y agresividad en proporción a las explosiones vocales -con una acertada y dilatada interpretación sarcástica y con sorna- de un fiable Falco Falkious. Los diez años de historia de la banda surtían de sobras de temas a la banda, para diseñar un set-list corto pero definidor del estilo personal del grupo, coronado por una bailable “Manchasm” y su sorprendente uso del teclado.



Frank Turner -la banda se completa con el nombre “And the Sleeping Souls- desenvaina una guitarra acústica, pero su pasado post-hardcore (“Million Dead”) hace desprender de sus poros y cuerdas vocales auténticas endorfinas, contagiando al público de júbilo. Fueron los más potentes del segundo día. Con una banda sonriente y agradecida, el lema “We're All Friends”, entonado por el frontman de Hampshire, resumía muy bien la música del recital folk-rock. “Photosyntesis” fue una canción acertadísima como entrada, y hubo tiempo para la rareza propia de un directo, la cual fue escuchar una versión de “Eulogy” en euskera. Casi nada.



Hubo más bandas dispuestas a hacer notar sus baterías y marcar músculo durante los tres días. Skaters, una joven banda de Nueva York, con un único LP bajo el brazo (“Manhattan”), acaparaba nuestras ganas desde hace semanas. De consumo rápido y con un sorprendente equilibrio entre la picardía y la elegancia en su sonido, la banda desplegó aires rebeldes, cigarrillos, caídas de micrófono y un emotivo homenaje a Tommy Ramone en forma de versión de “Judy is a Punk”. Todo junto a las exitosas canciones “I Wanna Dance”, “Miss Teen Massachussetts” y demás coctails indie-punk de influencias que van desde los primeros Oasis a Interpol.

Band Of Horses aparentan estar menos preocupados por demostrar una rudeza inherente en las estrellas del rock, pero su intensidad y, sobre todo, capacidad de envolver la intemperie con sus texturas instrumentales, hace que parezcan esos personajes de bar que se acercan con su copa y cuentan su historia con tal magnitud, que te sumerges en el mundo que explican. Si además añadimos ese toque “Seattle”, esa cercanía en forma de sugerencia de edificios urbanos que han sido testigo del paso de las décadas de sus habitantes, os podéis imaginar qué supone esta banda en directo. “Funeral”, “No one's gonna love you” y todo el setlist que nos entregaron, dieron como resultado un concierto que recuerda a unos The Gaslight Anthem con una leve disminución de velocidad.



Aún hay más en este capítulo de los grupos con más adrenalina desplegada en el BBK Live. Black Keys eran definitivamente más corona que guinda, y su papel de cabeza de cartel y cierre del festival se retro-alimentaba en nuestra cabeza a medida que pasaban los días y horas. El dueto de Ohio representaban el “Sancta Sanctorum” y puesta en firme de la novedosa estrategia de la organización del BBK Live. A palabras de su portavoz, Alfonso Santiago, el impacto en las telecomunicaciones de un solo tema de un grupo musical puede movilizar tanta o más gente a asistir a un directo del mismo, que la que conllevan nombres más famosos, veteranos o aplaudidos por la crítica y público de una manera más íntegra respecto a su obra. En efecto, parece ser que “Lonely Boy” ha pesado más que ocho LP de un blues rock que ha influido tanto por configuración -con perdón de otro dueto, The White Stripes- como por estilo. La distorsión y ejecución a medio tiempo de los riffs de Dan Auerbach, perfectamente llevados por la sencillez rítmica y estructural orquestada por el batería Patrick Carney, encontraron, además, otra razón para imponer una valía y un poderío de una carrera tan influyente más allá de un single que ha reventado todos los medios, aunque el sonido del escenario principal no estaba a la altura, y la actuación del dúo acabó enmarañándoose en unas inexplicables deficiencias. Para que os hagáis una idea, las charlas que se sucedían cerca se oían más que la propia banda. Para colmo, las pantallas, que ayudan a ver a los artistas, pasaron a mostrar el directo en negativo y fundiendo imágenes, siendo muy molesto. Aun así, el concierto avanzaba, y los músicos tiraron de maquinaria pesada con el riff mastodonte de “Same Old Thing” para abrir una brecha y dar continuidad con temas como “Gold on the Ceiling”, imponiéndose a cualquier dificultad técnica. Al final, Black Keys fueron más grandes por oficio y espíritu que por capacidad de movilizar a las masas. Queremos cerrar, no obstante, la sección de recitales flamígeros con otro grupo de blues. Y es que hay que agradecerle a la organización del BBK Live el tener siempre un hueco para un género con tanta historia.

Como batería de Rage Against the Machine, Brad Wilk nos dice bastante sobre la historia reciente de la música, ¿verdad? Pues bien, con él a las baquetas y Tom Morello en las riendas de producción, este grupo de Nueva York -fundado por la voz torrencial y bajo de Delila Paz y el guitarrista Edgey pires- está dispuesto a dar el salto definitivo tras ser un grupo prácticamente desconocido incluso para los más curiosos. Estamos hablando de The Last Internationale. A unas semanas del lanzamiento de su álbum “We Will Reign”, la banda se posicionó bajo la carpa del escenario Sony. Un férreo aterrizaje de solos de guitarra enroscados, e implacables golpes de percusión tras los vuelos vocales de Delila, daban a sus letras -sociales, de denuncia al belicismo y a la explotación de los pueblos- el cariz folclórico, salvaje y de arenga ciudadana. “Life, Liberty and the Pursuit of the Indian Blood” percutía en la lona y en los músculos del público en un momento estelar que resumió un espectáculo mimetizado con el poder y exquisitez técnico de los integrantes. Los mejores del primer día y, posiblemente, de todo el evento.

[Continua en la segunda parte]

Fotografías cedidas por Dena Flows. Puedes seguirle en:
- Página web: http://denaflows.com
- Twitter: https://twitter.com/denaflows
- Facebook: https://www.facebook.com/denaflows

 Vista: 1204 | Comentarios: 0 | Ver Perfil de Varios Artistas
  • Compartir:
  • Facebook
  • Twitter
  • email
    No hay comentarios aún. Sé el primero en comentar:
    Necesitas estar logueado!!

   
 
rockzonefat wreck chordsrude recordzHopeless recordseffervescence recordscap-Cap productionshfmn crewabsolutepunkpunknewsHassle Records
 
Copyright © 2003-2020 todopunk.com  Todos los Derechos reservados  Condiciones de Uso  Faq  Contacto


  16 Visitantes: 0 Usuarios () || 16 Invitados